Cuba: 21 en huelga de hambre

Los opositores piden la excarcelación de un compañero que ya ha cumplido su pena.

Cuba: 21 en huelga de hambre
Por EFE 10 de agosto de 2014

LA HABANA - El número de disidentes en huelga de hambre en Cuba desde el lunes, para reclamar la liberación de un compañero preso y exigir "legalidad" en la isla, subió de 13 a 21, informaron a Efe fuentes cercanas a la opositora Marta Beatriz Roque, que lidera la protesta en La Habana.
Según las fuentes, doce de los huelguistas están en sus casas y nueve en prisión; tres son mujeres y dieciocho hombres, y todos ellos están repartidos entre las ciudades de La Habana (occidente), Villa Clara, Placetas y Ciego de Ávila (centro), y Manzanillo y Holguín (oriente).
La huelga de hambre colectiva fue anunciada a la prensa extranjera el lunes por la opositora Martha Beatriz Roque, expresa del "Grupo de los 75".
Los opositores demandan al Gobierno de Raúl Castro la liberación del preso político Jorge Vázquez, que según ellos debería haber abandonado el domingo la cárcel de Santa Clara en la que se encuentra recluido tras cumplir su condena.
Además denuncian la "muy difícil" situación en que aseguran se encuentra la disidencia interna.
En los últimos años las huelgas de hambre de disidentes se han convertido en una modalidad contestataria que se repite con frecuencia, sobre todo tras casos como el de Guillermo Fariñas, quien ostenta el récord de 24 ayunos, y de ellos el más reciente lo hizo en junio de 2011 durante una semana.
Dos anteriores huelguistas, los presos Orlando Zapata Tamayo y Wilman Villar, fallecieron en febrero de 2010 y enero de este año, tras 85 y 50 jornadas de ayuno, respectivamente.
Algunos de los participantes en esta nueva protesta comenzaron a advertir esta mañana algunos síntomas por la ausencia de alimentos.
Roque, que es diabética, dijo a Efe que se siente "muy débil y decaída" y no descarta el riesgo de sufrir una hipoglicemia antes del plazo que ella había previsto de 48 horas para ello.
"Por el camino que voy estoy muy cerca de una crisis", pronosticó la opositora, de 67 años, economista de profesión, ciudadana española y con parientes en las Islas Canarias.