pades acusados

Padres de Broward acusados de negligencia infantil y posesión de drogas

En corte comparecieron Janet Carter, de 38 años, y Walter Carter de 40. Los padres de una bebé de 3 años, que fue encontrada por rescatistas sin pulso y sin respiración en esta casa del noreste de Oakland Park.

Telemundo

MIAMI - Dos padres del sur de Florida fueron acusados de negligencia infantil y posesión de drogas luego de su hija, una niña de 3 años, estuviera a punto de morir tras ingerir fentanilo.

Janet Carter, de 38 años, y Walter Carter, de 40, comparecieron en corte.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Según el informe de arresto, el incidente ocurrió el sábado alrededor de las 7 p.m. en una casa del noreste de Oakland Park. La pequeña fue hallada inconsciente y sin pulso, por lo que miembros del departamento de los bomberos la resucitaron a con Narcán, un tratamiento que se utiliza como antídoto por sobredosis de opioides.

Los paramédicos le habrían salvado la vida camino al Centro Médico Broward Health donde las pruebas de toxicología revelaron que la niña había ingerido fentanilo.

Ahora la pareja está tras las rejas y enfrenta cargos de negligencia infantil que causó graves daños corporales en una menor y posesión de drogas.

Durante un interrogatorio por separado, los detectives del alguacil de Broward dijeron que ambos padres afirmaron que estaban juntos y doblando la ropa en el dormitorio principal cuando la niña sufrió la sobredosis.

La madre accedió a hacerse una prueba de drogas y el resultado fue positivo para fentanilo. El padre también dio positivo a la misma droga, además de cocaína y marihuana.

Según investigadores, Janet Carter dijo que compró dos pastillas a un traficante de drogas el viernes y pensó que eran oxicodona. Ella cree que su hija se comió la mitad de una pastilla el sábado.

La mujer agregó que guardaba las píldoras en una bolsa de plástico en su bolso, pero sabía que a su hija le gustaba hurgarlo.

La fianza de Walter Carter se fijó en $30,000. La fianza de Janet, por su parte, se elevan a los $31,000, pero no saldrá de la cárcel del condado de Broward porque violó la libertad condicional por un cargo anterior de hurto mayor no relacionado con este caso.

Lázaro Puebla, hermano de la niña que ingirió fentanilo, dijo que “la bebe está mejor y esto es algo que no va a pasar otra vez”. Según él, la niña regresará a casa pronto y de momento estará bajo el cuidado de su abuela.

Contáctanos