derrumbe de Surfside

Identifican a la mujer que se comunicó con rescatistas tras derrumbe de Surfside

Funcionarios del Departamento de Bomberos de Miami-Dade creen que los rescatistas escucharon la voz de Theresa Velásquez, de 36 años, y no la de una adolescente como se presumía hasta el momento

Telemundo

A casi un año del trágico colapso del condominio Champlain Towers South en Surfside que dejó 98 personas muertas, las autoridades creen que han resuelto el misterio de la voz de la mujer que se escuchó entre los escombros cuando los rescatistas intentaban encontrar a personas con vida.

Tras el colapso ocurrido en la madrugada del 24 de junio de 2021, los bomberos que formaron parte de los esfuerzos iniciales de búsqueda y rescate en el sitio escucharon la voz de una mujer que provenía de las ruinas del edificio, pero su identidad era un misterio.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Según un memorando publicado recientemente por el Cuerpo de Bomberos de Miami-Dade, las autoridades dijeron que se trataba de Theresa Velasquez, de 36 años.

Velásquez era una ejecutiva de la empresa de promoción de eventos Live Nation, con sede en Los Ángeles. Había volado a Miami para visitar a sus padres que vivían en el condominio de Surfside, y quienes también murieron en el derrumbe.

Su cuerpo fue recuperado el 8 de julio. Los cuerpos de Julio y Ángela Velásquez habían sido recuperados e identificados anteriormente.

"Estaban buscando una voz femenina, eso es lo que escuchamos durante varias horas, y finalmente ya no escuchamos su voz", dijo Alan Cominsky, jefe de Bomberos de Miami-Dade, en una conferencia de prensa una semana después del colapso del edificio de 12 pisos que se ubicaba frente al mar y cerca de Miami Beach.

Cominsky precisó que los trabajadores continuaron buscando pero nunca encontraron a la mujer con vida. "Desafortunadamente no tuvimos éxito con eso", aseveró.

Según el memorando de 11 páginas, escrito por el subjefe de bomberos Ray Jadallah a Cominsky, la identificación de Velásquez como la voz entre los escombros provino de más de dos meses de entrevistas con equipos que trabajaron entre los escombros y debajo de los escombros en el área de estacionamiento del condominio.

Theresa Velásquez era una ejecutiva de Los Ángeles que había volado a Miami para visitar a sus padres que vivían en Surfside, y quienes murieron en el derrumbe del condominio.

El memorando precisa que los perros de búsqueda y rescate del cuerpo de bomberos detectaron un "olor a víctima viva" debajo del estacionamiento alrededor de las 6:30 a. m., casi cinco horas después del colapso, y poco tiempo después los rescatistas comenzaron a gritar y podían escuchar débilmente una voz femenina.

“Se le explicó a este supervisor que las cuadrillas nunca tuvieron una conversación completa o larga con la mujer en la pila de escombros; en cambio, solo se comunicarían durante unos segundos a la vez”, escribió Jadallah.

Agregó que los diversos ruidos de los rescatistas dificultaban escuchar la voz.

“Los equipos de rescate explicaron que las únicas veces que podían comunicarse con la mujer era cuando cesaban todas las operaciones y todos estaban silenciados”, escribió Jadallah. "Incluso el más leve susurro de los equipos de rescate o el chapoteo en el agua estancada negaron cualquier capacidad de escuchar a la mujer".

El memorando también refuta un informe de los medios de que la voz provino de Valeria Barth, una niña de 14 años que estaba de visita desde Medellín, Colombia, con sus padres.

Jadallah escribió que los rescatistas informaron haber escuchado la voz de una mujer y no de una niña, y que la mujer no tenía acento español.

“Teniendo en cuenta que Valeria es una niña de 14 años que está de visita en Estados Unidos, los rescatistas la habrían escuchado llorar, tal vez gritando en español, o como se esperaba que hiciera una niña, llamando a sus padres”, dice el memorándum.

"En cambio, la voz de la mujer era tranquila y controlada, nunca llamó a sus padres durante las operaciones de rescate, como se espera de una niña de 14 años".

Contáctanos