tiroteo en Laguna Woods

Pastor relata cómo lograron dominar al presunto autor del tiroteo mortal en California

Un pastor y su esposa fueron fundamentales para derribar a un sospechoso que está acusado de abrir fuego en una iglesia de Laguna Woods.

Telemundo

La policía y los testigos dicen que si no hubiera sido por el heroísmo de los miembros y líderes de la iglesia en Laguna Woods, California, muchos más podrían haber resultado heridos o asesinados durante el tiroteo masivo del domingo.

El pastor Billy Chang y su esposa describen sus relatos de primera mano de cómo ambos se apresuraron a ayudar cuando un hombre armado ingresó a la Iglesia Presbiteriana de Ginebra en el condado de Orange y después de bloquear las puertas abrió fuego.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

En una entrevista con NBCLA, el pastor Chang dijo que no tuvo miedo, e incluso a los 68 años, sintió que tenía la fuerza para luchar contra el sospechoso.

Grupo Médico South Coast
El lunes, las autoridades identificaron al hombre asesinado cuando un hombre armado abrió fuego el domingo dentro de una iglesia del condado de Orange como John Cheng, un médico de 52 años. Deja atrás una esposa y dos hijos.

Su esposa, Yu Ling Chang, dijo que estaba asustada, pero en ese momento supo lo que tenía que hacer. La policía cree que los dos salvaron a docenas más del daño al tomar medidas, con miedo o sin él.

Cuando los dos se reunieron el lunes por la noche en la Iglesia Cristo Nuestro Redentor en Irvine, el pastor Chang dijo que no podía evitar sentir culpa. El otro héroe de la tragedia, el Dr. John Cheng, fue asesinado.

Cortesía de Frank Cheng

"Para (la) familia Cheng porque el Dr. Cheng y su madre vienen a la iglesia por mí", dijo.

En imágenes publicadas el lunes, se puede ver al pastor Chang sosteniendo al hombre con el arma segundos después de que pensaron en agarrar una silla para arrojársela, posiblemente quitando el arma de la mano del sospechoso.

El Dr. Cheng arremetió contra el sospechoso, permitiendo que otros, como el pastor Chang y su esposa, intervinieran y desarmaran al tirador.

El Dr. Cheng murió a causa de sus heridas.

El pastor Chang dijo que incluso en el calor del momento, el sospechoso dijo que no podía respirar en mandarín mientras los feligreses lo sujetaban.

"Dijo en mandarín: 'No puedo respirar'", dijo el pastor Chang. "Les digo a los miembros que lo suelten un poco, que lo dejen respirar".

En otra imagen de momentos después del tiroteo que dejó a otras cinco personas heridas, se puede ver a Yu Ling Chang agarrando un cable eléctrico para atar las piernas del sospechoso mientras su esposo, el pastor Chang, lo tenía sujetado.

Cortesía de Frank Cheng
Los feligreses retienen al tirador en masa acusado en Laguna Woods el domingo 15 de mayo de 2022.

"El arma es boom boom boom. Cinco personas... lastimadas", dijo, recordando el horror.

"Diez minutos que la policía viene aquí. '¿Dónde está el arma? ¿Dónde está el arma?'", dijo.

Yu Ling dijo que cuando el arma cayó al suelo, la agarró y la arrojó al refrigerador.

Ella explica que todo lo que estaba tratando de hacer era quitarle el arma.

La comunidad de Laguna Woods se reunió para una vigilia por las víctimas del tiroteo en el condado de Orange.

Todo esto estaba sucediendo mientras el Dr. Cheng yacía junto a ellos sangrando. Yu Ling todavía puede escuchar los gritos de la madre del Dr. Cheng.

"Su madre gritó, '¡hijo mío, hijo mío, hijo mío!'", dijo.

Los Chang dicen que el COVID-19 los mantuvo en Taiwán durante mucho tiempo, y la semana pasada fue su primera oportunidad de regresar al condado de Orange para verlos a todos.

Pensaron que el domingo sería una oportunidad para un reencuentro feliz.

Las autoridades alegan que el presunto pistolero, David Wenwei Chou, de 68 años, condujo desde su casa en Las Vegas hasta la Iglesia Presbiteriana de Ginebra en el condado de Orange, con el plan de matar a todos los miembros de la congregación.

El tiroteo fue un "incidente de odio motivado políticamente", dijo el alguacil del condado de Orange, Don Barnes, en una conferencia de prensa el lunes. "Se cree que el sospechoso estaba molesto por las tensiones políticas entre China y Taiwán".

La iglesia es una congregación taiwanesa.

Contáctanos