ESCASEZ DE FÓRMULA PARA BEBÉ

Escasez de fórmula para bebés: la Cámara Baja aprueba dos proyectos de ley

Un segundo proyecto de ley garantizará que las familias de bajos ingresos puedan continuar comprando fórmula para bebés con beneficios de WIC durante una emergencia de salud pública o cuando haya problemas de la cadena de suministro.

Telemundo

WASHINGTON — La Cámara de Representantes de EEUU aprobó el miércoles dos proyectos de ley para combatir la escasez de fórmula para bebés.

Uno de los proyectos de ley, aprobado por 231 a 192, proporcionará $28 millones en fondos de emergencia para la FDA, para ayudar a aliviar la escasez actual de fórmula y evitar la escasez futura.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Los fondos serán utilizados para aumentar el número de personal de la FDA, para ayudar a inspeccionar la fórmula para bebés antes de que llegue a los estantes de las tiendas.

También tomará mediadas para evitar que productos fraudulentos ingresen a EEUU.

Un segundo proyecto de ley, la ley de acceso a fórmula para bebés, fue aprobada con un voto de 414 a 9, y garantizará que las familias de bajos ingresos puedan continuar comprando fórmula para bebés con beneficios de WIC durante una emergencia de salud pública o cuando haya problemas de la cadena de suministro.

Los demócratas de la Cámara de Representantes dieron a conocer el martes el proyecto de ley de gastos de emergencia de $28 millones para abordar la escasez de fórmula infantil en Estados Unidos.

La representante Rosa DeLauro, presidenta demócrata del Comité de Asignaciones de la Cámara, dijo que el dinero aumentaría el personal de la Administración de Medicamentos y Alimentos para impulsar las inspecciones de proveedores nacionales e internacionales, evitar que los productos fraudulentos lleguen a los estantes de las tiendas y adquirir mejores datos en el mercado.

La escasez se deriva de un retiro del mercado realizado por Abbott Nutrition en febrero que exacerbó las continuas interrupciones en la cadena de suministro entre los fabricantes de fórmulas, dejando menos opciones en los estantes de las tiendas en gran parte del país. DeLauro también ha criticado a la FDA por no abordar "con algún sentido de urgencia" las preocupaciones de seguridad en la planta de Abbott en Michigan que provocaron la escasez.

La legislación les da a los demócratas la oportunidad de demostrar que están tratando de abordar un escenario aterrador para las familias jóvenes de todo el país que luchan por asegurarse de tener un suministro adecuado de alimentos para sus bebés. Algunos republicanos atribuyeron la responsabilidad de la escasez directamente al gobierno del presidente Joe Biden, mientras que los demócratas culparon el martes a la “codicia y consolidación corporativa”.

“Las madres de todo el país buscan nuestra ayuda y no las obligaremos a enfrentar esta crisis solas”, dijo el líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, D-Md. “Estamos de su lado. Veremos quién está de su lado cuando votemos sobre esta legislación”.

Abbott es una de las pocas empresas que producen la gran mayoría del suministro de fórmula de EEUU, por lo que su retirada eliminó un gran segmento del mercado. Los reguladores federales llegaron a un acuerdo esta semana para permitir que la compañía reinicie la planta de Michigan, pero Abbott dijo que pasarán de ocho a diez semanas antes de que los nuevos productos comiencen a llegar a las tiendas.

El gobernador de Texas reprochó que los bebés en centros de detención reciban fórmula en medio de la escasez que hay en el país.

El Comité de Asignaciones de la Cámara escuchará al comisionado de la FDA, Robert Califf, este jueves para discutir el presupuesto de la agencia. Se espera que los legisladores centren gran parte de la discusión en la escasez de fórmula. También se espera que un panel tenga una segunda audiencia con expertos que discutirán el retiro de la fórmula infantil producida en las instalaciones de Abbott y el manejo del retiro por parte de la FDA.

La FDA alertó a los padres sobre los riesgos de darle fórmulas caseras a los bebés ante la escasez de este producto en farmacias y supermercados de EEUU.

El proyecto de ley también necesitaría la aprobación de un Senado dividido en partes iguales, donde necesitará el apoyo de al menos 10 republicanos antes de que pueda convertirse en ley. Los senadores republicanos criticaron el esfuerzo pero no lo descartaron por completo.

“Obviamente es un gran problema. Necesitamos ayudar a las familias a resolverlo”, dijo el Senador Roy Blunt, R-Mo., miembro del liderazgo del Partido Republicano.

Blunt dijo que el gobierno debería haber considerado hace meses eliminar los aranceles sobre la fórmula para bebés fabricada en Europa que cumple con los estándares estadounidenses.

“Ya sean $28 millones o $228 millones, mañana no hará ninguna diferencia. Probablemente no hará ninguna diferencia dentro de una semana a partir de mañana”, dijo Blunt.

DeLauro dijo que gran parte del dinero se destinaría a las inspecciones de las instalaciones que fabrican fórmula para bebés.

“La FDA no tiene la fuerza de inspección adecuada para poder hacer eso y hacerlo de manera oportuna”, dijo.

Ella dijo que la velocidad era esencial, y luego los legisladores se enfocarían en la responsabilidad por la escasez.

“Y también estoy hablando de responsabilidad en la FDA, porque se demoraron varios meses antes de que hubiera un retiro”, dijo DeLauro.

Los supermercados están restringiendo la compra de fórmula para bebés debido a la escasez del producto.

Mientras tanto, la FDA busca impulsar las importaciones simplificando su proceso de revisión para facilitar que los fabricantes extranjeros comiencen a enviar más fórmula a EEUU.

El conglomerado suizo Nestlé dijo el martes que ya había aumentado la producción y había adelantado los envíos planificados a Estados Unidos para aliviar la escasez. Nestlé también está acelerando los envíos por vía aérea.

Nestlé dijo que priorizó el envío de dos productos que ya estaba importando: Gerber Good Start Extensive HA de los Países Bajos y Alfamino de Suiza, porque atienden una necesidad crítica. Los productos están hechos para bebés que son alérgicos a la leche de vaca.

Nestlé dijo que está revisando la nueva guía de la FDA, que relaja temporalmente las restricciones de importación de fórmula para bebés, y podría comenzar a importar más variedades.

“Estamos revisando la guía y evaluando dónde podemos aprovechar la red global de nutrición de Nestlé para ayudar”, dijo un portavoz de la compañía en un comunicado.

Contáctanos