¿Medicamentos milagrosos?

Consejos para que aprendas a detectar los productos que no cumplirán lo que prometen.

¿Medicamentos milagrosos?
Crédito: Shutterstock
Por Telemundo Local 24 de agosto de 2014

¡Peligro! ¡Alerta de fraude! Por supuesto que nunca encontrarás este tipo de advertencias en los medicamentos o productos que prometen mejorar tu salud como por arte de magia. Pero, justo eso es lo que te debe venir a la mente cuando veas que en la etiqueta de los mismos están escritas afirmaciones como "nueva cura milagrosa", "descubrimiento científico revolucionario", o "alternativa a los medicamentos o cirugía."
Las estafas y los fraudes en esta industria han existido desde hace cientos de años. Los famosos vendedores de aceite de serpiente de la antigüedad se han transformado en los vendedores que usan la tecnología el día de hoy y que promueven pastillas milagrosas. Se aprovechan de los deseos de la gente de encontrar soluciones fáciles a problemas complicados de salud, que quieren perder peso o curarse enfermedades graves como el cáncer.
A continuación te enumeramos algunas afirmaciones que te ayudarán a identificar cuando un producto es falso. ¡Anótalas!
Un producto lo hace todo. Desconfía de los "medicamentos" que prometen curar una amplia gama de enfermedades. Una empresa de Nueva York afirmó que los productos que comercializaba, estilo suplementos dietéticos, curaban la demencia senil, atrofia cerebral, la aterosclerosis, la disfunción renal, la gangrena, la depresión, la osteoartritis, disuria y pulmón, cuello del útero y el cáncer de próstata. En octubre de 2012, a petición de la FDA, las autoridades estadounidenses tuvieron que confiscar y retirar estos productos del mercado.


Testimonios personales. Las historias de éxito, como por ejemplo, "Pudo curar mi diabetes" o "Mis tumores se han ido", son muy fáciles de inventar y para nada son sustitutos de las evidencias científicas.
Soluciones rápidas. Pocas enfermedades pueden tratarse rápidamente, incluso con productos legítimos. Ten cuidado de frases como: "Pierde 30 libras en 30 días" o "Elimina el cáncer de piel en días."
Todo natural. Algunas plantas que se encuentran en la naturaleza, por ejemplo los hongos venenosos, pueden matar cuando se les consume. Además, la FDA ha encontrado numerosos productos promovidos como "completamente naturales", pero que contienen dosis ocultas y peligrosamente altas de ingredientes de medicamentos con receta, o ingredientes artificiales activos no probados.
Curas milagrosas. Olvídate de adquirir un producto cuando veas en su etiqueta "Nuevo descubrimiento", "Descubrimiento científico" o "Ingrediente secreto." Si una verdadera cura para una enfermedad grave fue descubierta, será ampliamente difundida a través de los medios de comunicación y será prescrita por un profesional de la salud, no en anuncios impresos, infomerciales de televisión o en Internet.
Las teorías de conspiración. Afirmaciones como "La industria farmacéutica y el gobierno están trabajando juntos para ocultar información acerca de una cura milagrosa" siempre son falsas e infundadas. Estas declaraciones se utilizan para distraer a los consumidores de lo obvio.
A pesar de estos consejos, algunos productos falsos no siempre son fáciles de detectar. Si estás tentado a comprar un producto de este estilo o uno con afirmaciones cuestionables, consulta en antes a tu médico u otro profesional de la salud.
Cuéntanos, ¿Encontraste útiles estos consejos? ¿Qué otras formas conoces para detectar la falsedad de algunos productos que se dicen ser “milagrosos”?


FUENTES:


FDA (U.S Food and Drug Administration)