Cuba

Régimen castrista prohíbe protesta, pero organizadores dicen que saldrán a la calle

El régimen castrista prohibió la “marcha cívica por el cambio”. La protesta pacífica la convocaron varios opositores para el día 15 de noviembre.

Telemundo

El régimen castrista prohibió la “marcha cívica por el cambio”. La protesta pacífica la convocaron varios opositores para el día 15 de noviembre.

La carta que recibieron con la negación la califica de ilícita por ir en contra del sistema socialista impuesto en Cuba y de recibir supuesto apoyo del gobierno estadounidense.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Yunior García, uno de los principales organizadores, reaccionó a la decisión de las autoridades cubanas, diciendo que las autoridades violaban el derecho constitucional a la protesta.

Aunque la convocatoria de la movilización es netamente ciudadana y promovida por cubanos dentro de la isla, la dictadura cubana revivió el discurso sobre un plan subversivo financiado desde el exterior.

En dicha carta, firmada por Alexis Acosta, intendente del consejo de administración de La Habana Vieja, se menciona que no se reconoce legitimidad en las razones de la marcha.

Según los organizadores, entre los objetivos de la marcha se establece buscar una solución democrática a las diferencias en la isla, nunca se menciona un plan de actos para desestabilizar al país ni promover una intervención militar.

Mientras tanto, la prensa castrista los bautizó con un calificativo jamás usado hacia la oposición: “la derecha cubana”.

Nos comunicamos con ellos en la isla y tienen el teléfono desconectado. Pero publicaron un comunicado diciendo que la protesta sigue en pie.

“La respuesta del régimen demuestra una vez más que no existe en Cuba el Estado de Derecho, que no están dispuestos a respetar ni siquiera su propia constitución y que violan los Derechos Humanos de los cubanos.

La respuesta del régimen ha dejado en ridículo al propio presidente del Tribunal Supremo quien dijo que Cuba respetaría el derecho a la manifestación.

La respuesta del régimen está llena de falsedades, difamaciones y mentiras. La respuesta del régimen constituye un crimen.

El 15 de noviembre nuestra decisión personal será marchar cívica y pacíficamente por nuestros derechos. Frente al autoritarismo responderemos con civismo y más civismo”, dice el comunicado.

Contáctanos