COVID-19 en Florida

Hospitalizaciones y nuevos casos de COVID-19 se disparan en Florida mientras piden declarar emergencia estatal

El número de pacientes el jueves fue cinco veces mayor que hace un mes, y rápidamente subió unos 5,500 en solo una semana.

Telemundo

Las hospitalizaciones de pacientes con coronavirus continúan aumentando en Florida con al menos dos áreas en el estado por encima de los picos anteriores registrados en el verano pasado, lo que provocó que los funcionarios locales pidieran al gobernador una declaratoria de emergencia. 

Un sistema hospitalario de Jacksonville dijo que sus sedes estaban a su máxima capacidad y sus centros de emergencia en un punto crítico, mientras el estado lidia con la variante Delta, una nueva y más contagiosa cepa de del COVID-19. 

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

En el condado de Brevard, dos hospitales comenzaron a instalar carpas que amplían sus áreas de emergencia y en un parque de Fort Lauderdale, una larga fila de autos serpenteaba alrededor de un sitio de pruebas, recordando las primeras semanas de la pandemia del año pasado.

Los hospitales de Florida reportaron más de 8,900 pacientes con COVID-19 el jueves, según datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. Por su parte, la Asociación de Hospitales de Florida dijo que el estado alcanzó un máximo de 10,179 casos en julio pasado.

El número de pacientes el jueves fue cinco veces mayor que hace un mes, y rápidamente subió unos 5,500 en solo una semana.

"Lo que es extraordinario es la velocidad a la que actualmente estamos viendo nuevos casos", dijo el Dr. Vincent Hsu, director ejecutivo de revención de infecciones y epidemiólogo hospitalario de AdventHealth en Orlando. “La pendiente es bastante acentuada y no hemos visto el final. Todavía está por llegar”.

AdventHealth dijo que había alcanzado un nuevo récord el jueves desde que comenzó la pandemia con aproximadamente 1,000 pacientes hospitalizados por COVID-19 en todo su sistema en el centro de Florida. Doce hospitales del estado ya reportaron al gobierno federal sobre una escasez crítica de personal.

MÁS CASOS, MENOS FRECUENCIA DE REPORTES

El estado reportó a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades más 17,500 casos adicionales, lo que representa una quinta parte del número de casos nuevos a nivel nacional, y 56 nuevas muertes, lo que eleva el número total de muertes para el estado a casi 38,900.

El rápido aumento de las hospitalizaciones y los casos ha llevado a los funcionarios de Miami-Dade y Orlando a emitir nuevas órdenes que requieren mascarillas en el interior de las sedes del condado. El alcalde del condado de Orange, hogar de Walt Disney World, está obligando a todos los empleados no sindicalizados a vacunarse antes de agosto.

Solo el 48% de la población del estado está completamente vacunada y los hospitales dicen que la gran mayoría de los pacientes con COVID-19 no están vacunados.

DESANTIS RECHAZA NUEVAS MEDIDAS

A pesar de los pedidos para que declare una emergencia, el gobernador republicano Ron DeSantis ha prometido no restablecer ninguna restricción pandémica. Adicionalmente, a principios de junio el estado dejó de proporcionar cifras diarias de casos y muertes y pasó a informes semanales.

En mayo DeSantis también firmó una ley que invalidaba las órdenes locales del COVID-19 y le daba poder para anular las futuras, mientras que el miércoles se burló de las nuevas pautas federales que recomiendan el uso de mascarillas incluso para las personas vacunadas contra el COVID-19. 

El republicano además se enfiló contra el Dr. Anthony Fauci, el principal especialista en enfermedades infecciosas del país, quien recientemente dijo que Estados Unidos se encuentra en una "situación innecesaria" de casos en aumento impulsados ​​por estadounidenses no vacunados y la variante virulenta delta.

DeSantis dijo que Florida "elegiría la libertad sobre el faucisismo".

“Creo que es muy importante que digamos, de manera inequívoca, 'No a los cierres de escuelas, no a los cierres de escuelas, no a las restricciones, no a los mandatos'”, dijo DeSantis antes de añadir que no retrocederá.

Sus palabras provocaron un aplauso entusiasta durante su aparición en Salt Lake City, Utah, ante el American Legislative Exchange Council, un grupo que impulsa políticas conservadoras en las legislaturas estatales controladas por los republicanos.

DeSantis dijo que se opone a esas medidas porque fueron ineficaces y "tuvieron consecuencias catastróficas" para la economía.

La postura del gobernador contra las cuarentenas, los mandatos de uso de mascarillas y los pasaportes de vacunas es un componente clave de su campaña de reelección. 

Contáctanos