gobernador de Florida

Gobernador Ron DeSantis quiere prohibir mandatos de vacunas para trabajadores de Florida

La ley de "pasaporte de vacunas" de Florida, que entró en vigencia el mes pasado, prohíbe a las empresas y los gobiernos exigir a las personas que muestren prueba de la vacuna COVID-19.

Telemundo

El gobernador Ron DeSantis está pidiendo una sesión especial de la legislatura de Florida para prohibir cualquier mandato federal que obligue a los empleados del estado a vacunarse contra el COVID-19 para mantener su trabajo.

"Necesitamos tomar medidas para proteger los empleos de Florida. Y ahora, lamentablemente, tenemos una situación en nuestro país en la que tenemos un gobierno federal que está tratando de usar la mano dura del gobierno para forzar muchas de estas inyecciones", dijo DeSantis.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

En una conferencia de prensa que tuvo lugar en Clearwater este jueves el gobernador aseveró: "Hay muchas personas que realmente creen que esa decisión debe ser de ellos y que nosotros creemos en tener libertad médica básica y elección individual y que su derecho a ganarse la vida no debe depender de las inyecciones de COVID-19".

La administración del presidente Joe Biden ha abogado por una acción mandatoria de que los empleadores con 100 o más trabajadores requieran vacunas contra el coronavirus o instituyan pruebas de virus semanales. La semana pasada, la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional finalizó el borrador inicial de la orden de emergencia y lo envió a la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca para su revisión.

DeSantis advierte que el estado de Florida planea luchar contra ese mandato en la corte, pero dijo que quiere una sesión especial en noviembre para tomar medidas legislativas, a lo que agregó es "algo que no puede esperar".

"Cuando estábamos haciendo la última sesión legislativa, nunca se me hubiera ocurrido que estaríamos en la situación en la que estamos con algo de la locura que estamos viendo ahora mismo", acotó DeSantis. "Tomamos medidas muy enérgicas contra cosas como los pasaportes de vacunas, esa fue la decisión correcta".

La ley de "pasaporte de vacunas" de Florida, que prohíbe a las empresas y los gobiernos exigir a las personas que presenten pruebas de la vacuna COVID-19, entró en vigor el mes pasado. Puede resultar en una multa de $ 5,000 por infracción, pero por el momento está siendo impugnada en la corte.

A principios de este mes, el Departamento de Salud de Florida emitió una multa de $ 3.5 millones de dólares para el condado de Leon por violar la ley y despedir a 14 trabajadores que no se vacunaron o no mostraron pruebas de vacunación.

DeSantis dijo que los trabajos de miles de floridanos podrían estar potencialmente en riesgo. "También hay mandatos que potencialmente podrían tener efectos devastadores en el estado de Florida, uno es el mandato de un contratista federal. Cualquiera que tenga un contrato con el gobierno federal, está imponiendo este mandato y eso ya está poniendo en peligro miles y miles de puestos de trabajo", precisó DeSantis.

Contáctanos