Inmigración

Inmigración

Presunto racismo: le cae a batazos a hispano en Canadá

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Presunto ataque racista en Canadá a familia colombiana

    Sergio Estepa todavía está sanándose de una costilla fracturada y un moretón grande después de un ataque con un bate de béisbol len un concurrido estacionamiento en St. Thomas, Ontario. El motivo habría sido su raza. (Publicado martes 12 de diciembre de 2017)

    Sergio Estepa se fue con su familia a Canadá para alejarse de la guerra en Colombia, y le están enseñando a su hijo adolescente a defender a los demás cuando ve injusticias.  Ahora la familia cuenta cómo los tomó por sorpresa un incidente de presunto racismo en la ciudad que los acogió.

    El padre todavía se recupera de una costilla fracturada y un moretón grande después de que fue atacado con un bate de béisbol la semana pasada en un concurrido estacionamiento en St. Thomas, Ontario.

    Estepa y su familia recibieron poca ayuda de los transeúntes cuando un hombre empezó a agredirlo, sin provocación, gritando frases sobre terroristas e ISIS.

    Un video del ataque fue ampliamente compartido en las redes sociales. La policía dijo que estaban investigando el incidente como algo "racialmente motivado".

    "Creemos que una situación como esta puede suceder. Sabemos que esto no representa lo que St. Thomas es. Sabemos que esto no representa lo que Canadá es. Estamos muy contentos de estar aquí. Pero desafortunadamente, se deben tomar acciones para proteger a las personas y proteger a las personas como él", dijo Estepa al apuntar que quizás su agresor tenía una condición mental "y tal vez sufrió una crisis".

    El agredido explicó como se sintió: "sí, y de alguna manera sabemos que nos vemos diferentes, sabemos que nuestro inglés es entrecortado, que tenemos acento, que tal vez sonamos fuertes cuando nos reímos y usamos diferentes colores para vestirnos, pero creemos que es por eso que somos felices aquí en Canadá, todos tienen derecho a ser como son y encontrar la felicidad que desean".

    El presunto agresor, Mark Phillips, fue arrestado y acusado de agresión agravada y tres cargos de agresión con arma.

    Se le negó la fianza el lunes y permanecerá en la cárcel hasta el viernes.