Crece la tensión en el estrecho de Ormuz tras incautación de buque petrolero por Irán

El buque extranjero lleva 12 tripulantes; Teherán acusa un supuesto contrabando de crudo.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Preparativos para una tormenta: Una guía para su familia y su hogar
    AFP/Getty Images
    Fuerzas navales iraníes participan de una celebración en abril pasado, en el estrecho de Ormuz, donde el conflicto con Estados Unidos crece en tensión cada día.

    Fuerzas de la Guardia Revolucionaria de Irán incautaron un petrolero extranjero con 12 tripulantes a bordo por un supuesto contrabando de crudo, días después de que un petrolero con base en Emiratos Árabes Unidos desapareció de los radares en aguas territoriales de la República Islámica.

    La operación se produjo en un momento de creciente tensión entre Estados Unidos e Irán, luego de que el gobierno del presidente Donald Trump decidió retirar al país del pacto nuclear con las potencias mundiales el año pasado y restaurar las sanciones a la nación, incluyendo a las exportaciones de petróleo iraní.

    El petrolero MT Riah, con bandera de Panamá, dejó de transmitir su posición durante la noche del domingo cerca de la isla de Qeshm, donde la fuerza paramilitar tiene una base, según los datos recopilados por Maritime Traffic, una página en línea que monitorea el tránsito marino.

    La televisora estatal iraní no identificó al petrolero que, según dijo, fue interceptado el domingo.

    La embarcación, a bordo de la que viajaban 12 marinos extranjeros, estaría implicada en el contrabando de alrededor de 264,000 galones procedente de contrabandistas iraníes para clientes extranjeros, agregó.

    El mercante fue detenido al sur de la isla iraní de Larak, en el estratégico paso del estrecho de Ormuz, reportó la televisora.

    El decomiso no parece estar dirigido a ningún país en particular y muestra la mano dura de la Guardia Revolucionaria contra lo que considera como tráfico ilegal de petróleo iraní.

    Si el M Riah es, en efecto, el buque decomisado, la decisión apunta directamente contra los barcos que tienen su base o zarpan rumbo a Emiratos Árabes Unidos.

    La embarcación, de 190 pies de eslora, suele partir de Dubái y Sharjah _en la costa oeste de Emiratos_ y cruza el estrecho con destino a Fujairah, en la costa este de Emiratos.

    Un funcionario del Departamento de Defensa de Estados Unidos dijo a The Associated Press antes esta semana que Washington “tenía sospechas” de que Irán interceptó el petrolero cuando este apagó sus equipos de localización en el estrecho.

    Un funcionario emiratí relató a la AP que la pequeña embarcación no emitió un aviso de emergencia antes de apagar el dispositivo.

    El reconocimiento de que la embarcación fue incautada por la Guardia Revolucionaria parece contradecir las declaraciones del vocero del Ministerio de Exteriores de Irán, que el miércoles dijo que Teherán ayudó a un barco extranjero con problemas.

    Teherán incrementó recientemente la producción de uranio y lo enriqueció a niveles superiores a los establecidos en el acuerdo de 2015 en un intento de aumentar la presión sobre Europa para que le ofrezcan mejores términos y le permitan vender su crudo en mercados extranjeros.