ATAQUE CONTRA LA COMUNIDAD ASIÁTICA

Despiden a porteros que se “hicieron de la vista gorda” durante brutal golpiza a mujer asiática en Nueva York

El sospechoso, Brandon Elliot, de 38 años, fue condenado por asesinar a su propia madre en 2002, según un portavoz de la policía.

Telemundo

NUEVA YORK - Dos porteros de Manhattan que no actuaron durante la brutal golpiza contra una mujer asiática-estadounidense de 65 años la semana pasada fueron despedidos, dijo el martes la compañía de administración de su edificio.

Los trabajadores, cuyas identidades no son conocidas, fueron vistos en un video de vigilancia cuando presenciaron el ataque, pero no acudieron en ayuda de la mujer. En la grabación, se observa a uno de ellos cerrando la puerta del edificio mientras la mujer estaba en el suelo. El atacante pudo alejarse casualmente mientras los espectadores solo miraban, mostró el video.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

La empresa a cargo del manejo del edificio dijo inicialmente que estaban suspendidos en espera de una investigación; su sindicato dijo que pidieron ayuda de inmediato.

"Si bien el video completo del vestíbulo muestra que una vez que el asaltante se había ido, los porteros emergieron para ayudar a la víctima y detener un vehículo de la policía de Nueva York, está claro que no se siguieron los protocolos de emergencia y seguridad requeridos", dijo la Organización Brodsky en su comunicado el martes. "Por esta razón, su empleo ha sido rescindido, con efecto inmediato".

El oficial sobrevivió al atropellamiento y ataque con cuchillo de un hombre que fue abatido a tiros.

Tras el ataque el lunes pasado, un hombre que previamente sirvió una condena de años de cárcel por el mortal apuñalamiento de su propia madre, fue arrestado cerca de Times Square en conexión al suceso, indicaron las autoridades.

La policía identificó al presunto atacante como Brandon Elliot, de 38 años, quién ya se encontraba en libertad condicional de por vida por asesinar a su madre en 2002.

La policía acusó a Elliot de agresión y delitos de odio. Habían ofrecido una recompensa de $2,500 por información que condujera al paradero del hombre que se ve en el video de vigilancia pateando a la mujer mientras caminaba hacia la iglesia.

Elliot fue liberado de prisión en 2019 después de cumplir una condena por asesinar a su madre 17 años antes, según un portavoz de la policía de Nueva York.

"El individuo que hemos arrestado en este caso, Brandon Elliot, de 38 años, está acusado de un ataque violento completamente no provocado contra una mujer inocente e indefensa", dijo el comisionado de la policía de Nueva York, Dermot Shea, en una conferencia de prensa la semana pasada, y agregó que la policía de Nueva York "nunca aceptará ni tolerará el odio o la violencia de ningún tipo en nuestra gran ciudad. Va en contra de cada fibra de lo que somos".

Los ataques del pasado lunes desataron alarmas en todo el país, ya que los funcionarios arremetieron contra los transeúntes en las inmediaciones por no hacer nada para detener a Elliot, mientras atacaba contundentemente a la mujer a patadas y le gritaba insultos anti-asiáticos, incluyendo: "no perteneces aquí".

En un comunicado, los abogados de Elliot dijeron que "instan encarecidamente al público a que se reserve el juicio hasta que se presenten todos los hechos en el tribunal".

La mujer, identificada por fuentes policiales como Vilma Kari, fue dada de alta del hospital luego de ser tratada por heridas graves, dijo un portavoz del hospital.

El hombre arrestado habría cumplido una condena por el asesinato de su madre.

El ataque del pasado lunes fue uno de los últimos en un aumento a nivel nacional en los crímenes de odio contra asiáticos, y ocurrió pocas semanas después de un tiroteo masivo en Atlanta que dejó ocho personas muertas, seis de ellas mujeres de ascendencia asiática. El aumento de la violencia se ha relacionado en parte con una culpa errónea por el coronavirus y el uso del expresidente Donald Trump de términos con carga racial como "virus chino".

Actualmente, la Oficina del Fiscal de Distrito de Manhattan tiene abiertos más de una docena de casos de delitos de odio contra los asiáticos solo este año.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, calificó el ataque del lunes como "absolutamente repugnante e indignante". Dijo que era "absolutamente inaceptable" que los testigos no intervinieran.

"No me importa quién eres, no me importa lo que hagas, tienes que ayudar a tu compañero neoyorquino", dijo De Blasio, evocando el mantra posterior al 11 de septiembre de "ver algo, decir algo . "

Contáctanos