sindrome de la habana

Ataques acústicos: lo que se sabe sobre el síndrome de La Habana

La academia nacional de las ciencias de EEUU ha identificado la posible causa del llamado  “síndrome de La Habana”.

Telemundo

Cuatro años después de que surgieran los primeros reportes de “incidentes clínicos” de diplomáticos de Estados Unidos en Cuba, la academia nacional de las ciencias de EEUU ha identificado la posible causa del llamado  “síndrome de La Habana” , aunque las preguntas más importantes aún no quedan despejadas en el estudio. 

Unos 19 médicos y científicos de la academia de las ciencias en Washington, participaron en el estudio que analizó los casos de 40 diplomáticos y trabajadores del departamento de estado, delegados en la embajada de La Habana y un consulado norteamericano en China.

En sus 64 páginas, el informe aclara que los expertos evaluaron múltiples fuentes potenciales: exposición química, enfermedades infecciosas o padecimientos psicológicos pero la causa probable entre todos los diagnósticos parece ser “energía de microondas dirigida”. Señalan que las lesiones cerebrales son consistentes con los efectos de “energía de radio frecuencia dirigida”.

Sin embargo, la academia “no concluye que tal energía fue utilizada de forma intencional, como un arma” pero no descarta esa posibilidad.

Desde 2018, NBC news ha reportado que oficiales de la inteligencia norteamericana mantienen al gobierno ruso como potencial sospechoso, sin embargo, hasta el momento no hay evidencia sustancial en respaldo de tal teoría. 

Recordemos que los primeros casos del síndrome de La Habana, aparecieron a finales de 2016, cuando diplomáticos norteamericanos comenzaron a experimentar raras sensaciones físicas, en el sistema auditivo y pérdidas del equilibrio y capacidad cognitiva.

El gobierno de La Habana ha insistido en no tener responsabilidad en el asunto. En un comunicado, sobre el reporte, el departamento de estado dijo que “cada causa posible permanece como especulación y que la investigación permanece en curso”.

La academia de las ciencias aclara que es preciso investigar más al respecto. Algunos de los empleados afectados han superado las lesiones y ya han regresado a trabajar  pero a otros, las secuelas les han limitado el desempeño exitoso de su vida profesional y personal.

Contáctanos