Llega a su fin la cacería humana tras la “abuela asesina”