Obama afila su estrategia contra ISIS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El presidente Obama visitará este lunes el Pentágono.

    El presidente de EEUU, Barack Obama, visitará este lunes el Pentágono para repasar con su equipo de seguridad nacional la estrategia contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak y Siria, informó hoy la Casa Blanca.

    Obama hablará sobre la campaña militar casi un año después de autorizar los primeros ataques selectivos contra el grupo yihadista en Irak, a comienzos de agosto de 2014.

    [Nota relacionada: Difunden video del horrendo ataque]

    El mandatario hará declaraciones a la prensa después de mantener la sesión con miembros de su equipo de seguridad nacional, centrada en "la campaña para degradar y en último término derrotar al EI", informó la Casa Blanca en la agenda oficial de Obama.

    El pasado 10 de junio, Obama autorizó el envío a Irak de hasta 450 militares más y el establecimiento en la provincia de Al Anbar un nuevo centro de entrenamiento para las fuerzas de seguridad locales, en un intento por reforzar la campaña antiyihadista tras varios reveses como la pérdida de Ramadi.

    Ese fue el primer aumento de tropas en Irak desde diciembre y elevó a 3,550 el número total de instructores militares estadounidenses desplegados en el país para entrenar y asesorar a las fuerzas de seguridad locales que luchan contra el EI.

    Varios republicanos, entre ellos el senador y excandidato presidencial John McCain, apoyan una misión de combate estadounidense sobre el terreno en Irak, algo que Obama sigue rechazando tras casi once meses de bombardeos aéreos de la coalición internacional contra los yihadistas suníes.

    Además, durante la Cumbre del G7 en Alemania en junio, Obama dijo que su Gobierno todavía no había desarrollado una "estrategia completa" para entrenar a las fuerzas iraquíes en su combate contra los extremistas, porque estaba pendiente de "compromisos" por parte de Irak.

    Esas declaraciones le valieron críticas dentro de EE.UU., sobre todo entre legisladores de la oposición y aspirantes republicanos a la Casa Blanca.