Arma de acusado de homicidio era de agente

Arma de acusado de homicidio pertenece a agente

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO 48

    SAN FRANCISCO, California - Varias fuentes policiales dijeron que el arma utilizada por Juan Francisco López Sánchez en el tiroteo que cobró la vida de una mujer en un muelle de la ciudad de San Francisco pertenecía a un agente federal, en el más reciente giro de un caso que se ha convertido en un detonante más del debate nacional sobre inmigración.

    Una de las fuentes declaró a AP en condición de anonimato que una revisión del número de serie del arma con la que el inmigrante mexicano indocumentado López Sánchez disparó y mató a Kathryn Steinle mientras caminaba junto a su padre en la popular atracción de San Francisco, muestra que pertenecía a un agente federal de la Oficina de Administración de Tierras.

    El Departamento de Policía de San Francisco, agencia encargada de la investigación, se ha negado a comentar sobre esta revelación.

    [Tema relacionado: Acusado de crimen se declara inocente]

    López Sánchez se declaró no culpable el martes de cargos de homicidio relacionados al tiroteo ante la Corte Superior y se le impuso una fianza de $5 millones. Su próxima aparición en corte está pautada para el 22 de julio.

    Dijo a dos televisoras que lo entrevistaron en la cárcel que halló el arma utilizada para matar a Steinle envuelta en una camisa en el muelle por donde ella paseaba. Agregó que el arma detonó en sus manos.

    Matt González, el defensor público que está representando a López Sánchez, indicó que existe una probabilidad de que el tiroteo haya sido accidental. Sin embargo, la querella en contra de Sánchez López por parte del Fiscal de Distrito de San Francisco, George Gascón, argumenta que el acusado asesinó a Steinle en Pier 14 “intencionalmente, ilegalmente y con malicia”.

    La muerte de Steinle, de 32 años y residente de Pleasanton, ha capturado la atención nacional y despertada un nuevo debate sobre inmigración. López Sánchez ha sido deportado en cinco ocasiones a su natal México.

    El hecho ha provocado las críticas de influyentes legisladores republicanos y dirigentes demócratas, entre ellos los dos senadores por California.

    El sospechoso fue deportado cinco veces a su México natal y se sospecha que vivía en situación irregular en Estados Unidos

    En marzo, oficiales federales transfirieron a López Sánchez a una cárcel de San Francisco por cargos de marihuana de hace 20 años luego de cumplir una sentencia por su último ingreso al país de forma ilegal.

    [Tema relacionado: Sospechoso de asesinato había sido deportado]

    La oficina del alguacil, citando la política de San Francisco de ciudad “santuario”, liberó a Sánchez en abril luego de que fiscales desestimaran los cargos, a pesar de que agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) solicitara que lo mantuvieran bajo custodia hasta que un nuevo procedimiento de deportación pudiese comenzar.

    Legisladores demócratas y republicanos y precandidatos a la presidencia realizaron declaraciones públicas sobre el incidente. Hillary Clinton dijo enuna entrevista a CNN que el alguacil de San Francisco “ignoró evidencia” de que Sánchez tenía que permanecer bajo custodia y ser entregado a oficiales de inmigración.

    El Alcalde de San Francisco, Ed Lee, hizo un llamado para que agencias locales cooperen con oficiales de inmigración en casos que involucren a criminales como López Sánchez a la vez que se tome en consideración la política de santuario de la ciudad.

    [Tema relacionado: Crece controversia por asesinato en San Francisco]

    En una entrevista con Telemundo, López Sánchez dijo que no recuerda haber disparado contra Steinle porque estaba bajo los efectos de una pastilla. Con un aire de confusión, el acusado expresó “dicen que agredí a una mujer” cuando se le preguntó por qué estaba en la cárcel.

    El caso fue aprovechado por Donald Trump, quien en una reciente declaración lo usó como ejemplo para argumentar en favor de mayores controles en la frontera.