Florida ejecuta a violador y asesino

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Telemundo
    Elmer Carroll

    Miami - Las autoridades de Florida (EE.UU.) ejecutaron por medio de una inyección letal a un preso que llevaba más de dos décadas en el corredor de la muerte por violar y estrangular a una niña hace 23 años, confirmó el Departamento estatal de Prisiones.

    Según estaba previsto, Elmer León Carrol, de 56 años, fue ejecutado en la prisión estatal de Raiford (al norte de Florida) poco después de las 18.00 hora local (22.00 GMT), después de haber tomado su última comida: huevos fritos con tocineta y tomate natural, aguacates, leche, galletas y ensalada de frutas con fresas, papaya, melocotones y piña.

    Sólo unas horas antes el Tribunal Supremo de Estados Unidos rechazó un último recurso de su defensa alegando que tenía problemas mentales cuando mató a Christine McGowan, una niña de diez años que vivía cerca del albergue donde se hospedaba el condenado, quien ya había sido detenido en ocasiones anteriores por acosar a menores e incluso había expresado a un conocido cierto interés por esta niña.

    La menor fue encontrada muerta en su cuarto por su padrastro y no se tardó luego en localizar a Carrol, que tenían sangre de la niña en el cuerpo, al tiempo que en el dormitorio se encontraron restos de semen y saliva del violador, según se fue conociendo durante el juicio.

    Carrol fue condenado a la pena capital y a una cadena perpetua en 1992 por la violación y estrangulamiento de la niña en noviembre de 1990 cerca de Orlando (Florida).

    Durante más de dos décadas sus abogados han tratado de demostrar que estaba psicológicamente enfermo cuando asesinó a la menor y que no debería ser ejecutado por ello. Finalmente, el gobernador de Florida, Rick Scott, firmó la orden de su ejecución el mes pasado.

    Pese a que llevaba 21 años en el corredor de la muerte, Carrol no es de los que más tiempo acumula, ya que entre los 405 presos que esperan su ejecución en Florida hay quienes llegaron hace más de 40 años.

    Ahora, el gobernador de Florida tiene sobre su mesa una ley que busca recortar esos plazos y agilizar las ejecuciones, las más numerosas de Estados Unidos después de Texas, que lidera con gran ventaja este ránking.

    En la actualidad, al menos 13 reos han agotado todos sus recursos posibles y se encuentran ya en el llamado proceso de clemencia.

    El proyecto de ley conocido como "Time Justice Act" (HB 7083), que sólo está pendiente de la firma de Scott, no sólo limita el número de apelaciones posibles por parte de los acusados, sino que reduce el plazo de tiempo para que el gobernador emita una orden de ejecución una vez que ha concluido el proceso de clemencia.

    Desde que en 1979 se restauró la pena capital en Florida, han sido ejecutadas 75 personas, 6 de ellas desde que Scott asumió su cargo en 2011.

    Sólo en lo que va de 2013, ha firmado cinco órdenes de ejecución, un ritmo que jamás se había visto antes en este estado, aunque hasta el momento sólo una se ha podido aplicar, porque las demás tienen recursos pendientes.

    Según el Centro de Información sobre la Pena de Muerte, Florida tiene el ratio de errores más elevado del país a la hora de condenar a la pena capital a personas inocentes.

    Para la Unión Americana de Libertades Civiles de Florida (ACLU), la norma podría conducir a la ejecución de reos sin "tiempo suficiente y adecuadas garantías de que son verdaderamente culpables de los crímenes de que se les acusa".