Adolescente pasará cuatro décadas en la cárcel

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MIAMI - Una juez del condado de Miami-Dade condenó a 40 años de cárcel a un joven de origen cubano hallado culpable de asesinato en segundo grado por la muerte a puñaladas de un compañero de colegio en 2009, informa EFE. Andy Rodríguez afrontará además 10 años de libertad condicional cuando cumpla su sentencia, según el dictamen de la magistrada Dava Tunis. La Fiscalía estatal había pedido cadena perpetua para Rodríguez y sus abogados solicitaron una condena de 20 años de prisión. "Quisiera pedirles perdón de todo corazón a la familia por lo sucedido. Yo no soy un asesino, soy una persona de buen corazón y buenos sentimientos", dijo el acusado en el tribunal antes de que se emitiera la sentencia. Rodríguez fue acusado del asesinato de Juan Carlos Rivera, ocurrido en la escuela secundaria Coral Gables High el 15 de septiembre del 2009, cuando ambos tenían 17 años. El joven apuñaló en cinco ocasiones hasta causar la muerte a Rivera, también de origen cubano, en el patio de la escuela secundaria, al parecer por una adolescente, según el informe policial. Entre ambos surgió una pelea y Rodríguez sacó entonces una navaja y propinó cinco cuchilladas a Rivera, una de las cuales le llegó al corazón. Luego huyó del lugar. De acuerdo con el informe de la Policía, los dos estudiantes se conocían muy poco, pero a Rodríguez le había causado celos el hecho de que su novia llevara al colegio en su vehículo a Rivera. El acusado negó que la disputa se debiera a celos y afirmó que agredió a Rivera en defensa propia porque éste le estaba sofocando en el suelo. La víctima, de madre cubana y padre español, residía con su abuela y su tío en Miami, adonde había llegado cinco meses antes del incidente, después de haber vivido con su padre en España. Alexander Michaels, abogado defensor de Rodríguez, criticó que el caso haya sido influenciado por el pronunciamiento público de la fiscal Katherine Fernández Rundle, quien ante las cámaras de televisión pidió que el joven fuese condenado por asesinato en primer grado, informaron medios de Miami. "Justicia sin misericordia es pura venganza", dijo el abogado.