Los Bears quedan fuera de los playoffs

Los Bears quedan fuera de los playoffs

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Alshon Jeffery de los Bears atrapa un pase de touchdown frente al defensa de los Cowboys de Dallas Brandon Carr.

    Houston - El mariscal de campo de origen mexicano Tony Romo volvió a ser el líder ganador del ataque de los Cowboys de Dallas, que en partido adelantado de la decimocuarta semana de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) vencieron a domicilio por 28-41 a los Bears de Chicago.

    Romo completó 21 de 26 pases para 205 yardas, hizo tres envíos de anotación, no le interceptaron ninguno, fue derribado sólo una vez y dejó en 138,0 el índice de pasador.

    El mariscal de campo estelar de los Cowboys (9-4), que volvieron al camino del triunfo y se acercan a asegurarse el pase a la fase final de la NFL, hizo los tres pases de anotación en el tercer periodo, cuando el partido se rompió a favor del equipo de Dallas.

    Romo realizó un gran lanzamiento en movimiento de 24 yardas al receptor abierto Cole Beasley, que anotó, y luego encontró sin marcaje al tight end de origen puertorriqueño Gavin Escobar, que recibió un envío touchdown de seis yardas y 8:08 minutos por jugarse en el tercer periodos.

    El corredor Joseph Randle incrementó la ventaja de los Cowboys con una escapada por tierra de 21 yardas, mientras que el equipo de Dallas siguió perfecto como visitante en lo que va de temporada y pusieron su marca en 6-0, que es de 7-0 desde que el pasado diciembre sufrieron la derrota, precisamente en el Soldier Field.

    Pero si hubo un jugador destacado en la ofensiva de los Cowboys fue el corredor estelar DeMarco Murray, que acumuló 179 yardas por tierra en 32 acarreos, incluyendo uno de touchdown.

    Los Cowboys se fueron al descanso con la ventaja parcial de 7-14, que al concluir el tercer periodo era ya de 28 puntos.

    Los Cowboys (9-4) llegaron a tener ventaja de 35-7 entrando al cuarto periodo, pero los Bears (5-8) armaron un intento de remontada, ayudados por una patada corta recuperada por el ala cerrada reserva Dante Rosario, y el segundo touchdown del receptor abierto Alshon Jeffery, en el partido.

    Además también tuvieron los acarreos anotadores del corredor Matt Forté y del mariscal de campo Jay Cutler, que de nuevo estuvo inconsistente y falló en los momentos decisivos.

    Todo el esfuerzo e intento de remontada de los Bears se vino abajo cuando Cutler fue interceptado por el esquinero Orlando Scandrick en las diagonales con menos de dos minutos por jugarse, lo que aseguró la primera temporada ganadora de los Cowboys desde el 2009.

    Cutler completó 32 de 46 pases para 341 yardas, hizo dos envíos de anotación, consiguió él mismo anotación con carrera de nueve yardas, fue interceptado una vez, no permitió que lo derribasen y dejó en 96,4 el índice de pasador.

    Pese a que la derrota asegura a los Bears (5-8) tener marca perdedora cuando concluya la temporada regular, el equipo de Chicago, matemáticamente, todavía no está eliminado de la fase final.