auto y dinero

Joven pide ayuda luego de perder su auto nuevo y su depósito

Luego de dar 14,000 dólares de cuota inicial, tuvo problemas con su tarjeta de débito y no tuvo como pagar la primera cuota mensual así que perdió el auto y su dinero.

Telemundo

Un joven de 20 años dice que trabajo siete días de la semana por meses para juntar dinero suficiente para comprarse un auto.  Pero, luego de dar 14,000 dólares de cuota inicial, tuvo problemas con su tarjeta de débito y no tuvo como pagar la primera cuota mensual así que perdió el auto y su dinero.

Con un Cadillac Escalade del 2015 salió del concesionario Auto Direct Alexander Castellanos en julio.  “El carro fue un carro que tenía muchas millas, pero no estaba en malas condiciones de afuera o de interior”, dice Castellanos.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

De los 14,000 dólares de cuota inicial que tendría que pagar, Alexander dio 12,000 y el resto lo pagó el primer mes. “Cada semana, de julio primero a agosto primero, pagué 500 pesos”, cuenta.  De ahí, tenía que comenzar a pagar sus cuotas mensuales el 1ero de Agosto, pero tuvo un problema. “Me hicieron fraude en la tarjeta de débito”, dice.

Castellanos cuenta que el banco le canceló la tarjeta y le dijo que en 7 a 10 días tendría la nueva, pero volvió a ver transacciones fraudulentas y tuvo que cerrar la cuenta. “Me la cerraron y tuve que esperar otros siete a diez días” dice Castellanos.

Durante ese periodo, el joven dice que habló con representantes del banco que le financió el vehículo y del concesionario, porque no tenía cómo hacer su primer pago a tiempo. “Yo le expliqué la situación mía con la tarjeta, que me hicieron fraude y las tres gentes me dijeron ok, y no me dijeron si podía pagar el carro de otra manera ”, cuenta.

Según Castellanos, el 16 de agosto le llegó la tarjeta nueva y llamó para pagar, pero no pudo. “Me dice que la cuenta mía ha sido revocada. Esa noche, como a las 3-4 de la mañana me llevaron el carro y después me quedé sin carro”, dice.

Pablo Capaccio, dueño del concesionario Auto Direct, donde compró Castellanos el vehículo nos dijo que era obvio que, al dar una cuenta inicial tan grande, la intención del joven no era dejar de pagar.   “Nadie va a poner esa cantidad de down payment para fallar al primer pago”, dice Capaccio.

Capaccio se comprometió a ayudar a Castellanos. “En este caso nos pareció super injusto, porque no fue que el cliente falló porque no le importó, porque no quiso pagar o simplemente porque no tenía plata. Fue porque le robaron la cuenta o tuvo un problema con su cuenta y no pudo hacer el pago”, dice Capaccio.

El concesionario había tenido que comprar el auto de vuelta del banco cuando Castellanos falló en su pago y ofreció usar lo que había quedado del depósito después de los impuestos, para que él volviera a financiarlo, pero Alexander quiso otro vehículo, porque dice que ese tuvo problemas.  “Ya estamos buscando una segunda unidad que él quería comprar, y entonces, de alguna forma, cumplirle el sueño. Y que no se vea tan perjudicado y que al final quede un cliente satisfecho”, dice Capaccio.

El concesionario nos dijo que, aunque la ley no exige que él ayude a Castellanos, sintió una obligación moral, porque sabe lo que es trabajar tanto por su dinero.  Dijo que también piensa escribirle al primer banco que financóo a Castellanos, para ver si puede evitar que la reposesión del vehículo termine en su crédito. 

Contáctanos