Pareja real visita el Museo del 11 de Septiembre

Duques de Cambridge llegan a Nueva York

83004572

NUEVA YORK - El príncipe William de Gran Bretaña y su esposa Kate, colocaron flores el martes en uno de los sitios más tristes para los estadounidenses, el Monumento y Museo Memorial del 11 de septiembre.

La pareja cruzó por la plaza memorial en Manhattan en medio de una fuerte lluvia y viento sosteniendo cada uno una sombrilla negra. La duquesa, que lució un abrigo color buganvilia con botones al frente de Mulberry, mallas negras y tacones negros, sonreía al charlar con el presidente del monumento y museo Joe Daniels. La pareja depositó un arreglo floral en uno de los dos espejos de agua ubicados donde solían estar las torres.

Cada espejo de agua está rodeado con los nombres esculpidos de las casi 2,900 personas que murieron el 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, Washington y Shanksville, Pensilvania.

Tras rendir sus honores en el espejo de agua sur, William y Kate entraron al museo subterráneo dedicado a los ataques.

Durante su visita de media hora descendieron al primer nivel donde se incluyen exposiciones.

Acompañados por Daniels y la directora del museo Alice Greenwald, la pareja pasó por dos columnas preservadas de la fachada de la torre norte y la "escalera de los sobrevivientes" que cientos de personas ocuparon para escapar.

El duque y la duquesa también entraron al Salón Memorial, un espacio entre el área donde estaban las torres gemelas con una pared con mosaicos azules que representan a cada una de las víctimas y a quienes sobrevivieron a un ataque con explosivos en el World Trade Center en 1993. Tras la pared hay un repositorio con restos no identificados del 11 de septiembre.

La exposición cercana "In Memoriam" tiene perfiles de las víctimas. Los visitantes pueden dejar un mensaje o firmar en una tableta. Los duques optaron por firmar "Kate" y "William".

La jefa de personal del museo Allison Blais dijo que la duquesa "habló sobre lo sorprendida que estaba de la enormidad del lugar, era algo que no esperaba".

Blais dijo que Kate también señaló lo conmovedor que era el memorial y poder tocar los nombres de las víctimas.

Antes de retirarse William y Kate admiraron el enorme vestíbulo adornado con mármol de la torre 1 del World Trade Center, que tiene ahora un gran árbol de Navidad. El rascacielos de 104 pisos recientemente terminado es el edificio más alto del país.

La visita al World Trade Center, donde murieron 67 ciudadanos británicos, el mayor número de cualquier nacionalidad extranjera, se realizó en el último día del viaje de los duques de Cambridge. Era la primera ocasión que los dos visitaban Nueva York y para William también fue su primer paso por Washington.

El martes por la noche William y Kate asistirían a una gala de recaudación de fondos para la Universidad de St. Andrews, de la cual son exalumnos.

El lunes William fue a la Casa Blanca y participó en una conferencia del Banco Mundial. Kate visitó un centro de desarrollo infantil.

Después asistieron a una recepción en la residencia del cónsul británico ofrecida por la Fundación Real y la Fundación Clinton. A su llegada platicaron con la ex secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton, Chelsea Clinton y el expresidente Bill Clinton.

William y Kate fueron después al Barclays Center para ver un partido de baloncesto entre los Nets de Brooklyn y los Cavaliers de Cleveland. Jay-Z y Beyoncé cruzaron la cancha entre el tercer y el cuarto parcial para platicar con ellos y LeBron James les regaló panquecitos y camisetas de los Cavaliers.

Antes del partido William preguntó a qué equipo le debía ir y le dijeron que a ambos. La pareja se reunió con ejecutivos de la NBA y el jugador congoleño retirado Dikembe Mutombo.

Junto a Mutombo William dijo: "Por fin estoy junto a alguien que es más alto que yo".

Contáctanos