De Blasio: incendio fue “una tragedia increíble”

De Blasio: incendio fue "una tragedia increíble"

bill-de-blasio-incendio-nue

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, expresó que el incendio que causó la muerte de siete niños en Brooklyn es una "tragedia increíble".

El burgomaestre visitó este sábado la casa donde un incendio unas horas se cobró las vidas de los menores, cuyas edades fluctuaban entre los 5 y 15 años.

Algunos testigos declararon haber escuchado los gritos de desesperación de los menores.

El fuego también dejó críticamente heridas a la madre y otra niña de 14 años de la misma familia judía ortodoxa.

El alcalde y su comisionado de Bomberos recorrieron la residencia chamuscada donde los chicos fueron encontrados muertos en el segundo piso.

Posteriormente, un sombrío De Blasio dijo a los reporteros que todos los neoyorquinos sienten la pérdida.

"Es inimaginable lo que se ve adentro", expresó el alcalde. "Se puede ver literalmente que era el hogar de una familia numerosa y fuerte, que ya no está. Todas las habitaciones están vacías y quemadas".

"Uno puede imaginarse a esta familia bella y vibrante, viva hace 24 horas, y ahora tantas pérdidas y dos personas aferrándose a la vida", agregó.

La policía reveló los nombres de los niños fallecidos, de apellido Sassoon: Yaakob, de 5 años; Sara, de 6; Moshe, de 8; Yeshua, de 10; David, de 12; Rivkah Sassoon, de 11, y Eliane, de 16. No dio los nombres de la madre, de 45, ni de la hermana sobreviviente.

[Tema relacionado: Nueva York: siete niños mueren en incendio]

Los investigadores creen que una hornilla caliente en la cocina, en el primer piso, causó el incendio, poco después de la medianoche.

Afirman que la madre y su hija adolescente sobrevivieron cuando saltaron del segundo piso. Ambas sufrieron quemaduras e inhalaron humo.

El comisionado de Bomberos de Nueva York, Daniel Nigro, afirmó que se cree que la mujer es madre de los ocho niños.

El padre se encontraba fuera de la ciudad en una conferencia, según las autoridades.

El incendio comenzó a primera hora del sábado en la vivienda unifamiliar en el 3300 de Bedford Avenue, en Midwood, un frondoso sector de Brooklyn, conocido por su bajo índice criminal y su gran población judía ortodoxa.

Nigro señala que la hornilla se quedó encendida desde la celebración del Sabbat, el día sagrado del judaísmo.

[Tema relacionado: Una hornilla pudo haber causado incendio]

Muchos judíos practicantes no usan la electricidad en el Sabbat pero dejan encendidas los aparatos electrodomésticos para poder usarlos.

El portavoz del Departamento de Bomberos, Jim Long, dijo que más de 100 bomberos batallaron contra las llamas y lograron controlarlas a la 1:30 a.m., una hora después de reportarse el incendio.

"Es muy difícil para los bomberos que combatieron valerosamente el fuego y lo extinguieron rápidamente", añadió Nigro. "Incluso haciendo su mejor esfuerzo, no habrían podido salvar a los miembros de esta familia".

Había un detector de humo en el sótano, pero ninguno en el primer piso ni en el segundo. Según Nigro, debido a que el humo sube, para cuando sonó la alarma del detector del sótano, habría sido demasiado tarde para alertar a la familia del peligro.

Contáctanos