California

Viaje de terror: joven hispana sobrevive al peligroso ataque de un cocodrilo en México

Kiana Hummel se bañaba en una playa junto a un amigo cuando el reptil le mordió la pierna derecha y la arrastró en el agua.

Telemundo

CALIFORNIA - Una joven hispana, de 18 años, está viva de milagro luego de que un cocodrilo la atacara mientras nadaba en una playa de un resort en Puerto Vallarta, México.

El ataque ocurrió el 18 de julio en el resort Marriott cuando Kiana Hummel y su mejor amiga decidieron ir a nadar en medio de la noche. Las jóvenes habían viajado desde California para pasar unos días en México.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Un cocodrilo, de 12 pies de largo, mordió la pierna derecha de Kiana y la arrastró mientras gritaba desesperadamente, según testigos. Kiana sufrió graves heridas en ambas piernas y permanece hospitalizada en Puerto Vallarta.

La amiga de la joven, otras cuatro personas y un empleado del hotel armado con un trozo de madera lucharon con el reptil para intentar liberarla.

"Estoy muy agradecida de que la gente estuviera allí para ayudarme", dijo desde su cama de hospital en el Hospital General de Marín. "No creo que hubiera salido" sin ellos.

La joven recordó lo determinado que estaba el cocodrilo.

"No quería darse por vencido. Fue  por mi pierna derecha y me tiró bajo el agua y luego fue por mi pierna izquierda y me tiró de nuevo al agua", dijo la joven a NBC.

Su madre, Ariana Martínez, dijo a TELEMUNDO 48, que su hija estaba de paseo con su mejor amiga antes de empezar universidad. "Yo estaba en casa en California cuando ocurrió la tragedia y pronto agarre un vuelo a México a traerme mi hija", dijo.

Sarah Laney, de 34 años, profesora de secundaria de St. Louis, estaba con unos amigos cuando escuchó los gritos de Kiana y corrió a la playa para encontrar al amigo de la joven que intentaba desesperadamente llevarla a un lugar seguro.

"Fue realmente un tira y afloja. Fueron cuatro o cinco veces. La sacaríamos un pie del agua y luego volveríamos a meterla", dijo Laney.

La pitón reticulada fue solo la última gran serpiente en aparecer en el denso centro de Bangkok.

Laney aseguró que durante el ataque le lanzaron zapatos, piedras y todo lo que encontraban a su alrededor en un esfuerzo por ahuyentar al animal.

La mujer agregó que se estremece al pensar qué habría pasado si Kiana hubiera estado sola esa noche o si el empleado que empuñaba la madera no hubiera aparecido. "No puedo dejar de pensar en eso. Si no hubiéramos estado allí, no lo sé".

Kiana comenzará su primer año en la Universidad Estatal de California en Sacramento este otoño. Ella espera hacer el semestre de otoño en línea y el semestre de primavera a través de un sistema híbrido de instrucción en línea y en persona.

En el Huntington Beach State Park, de Carolina del Sur, no solo los humanos respetan las normas...a su manera.

La joven dijo que está agradecida de no haber perdido una extremidad y que eventualmente volverá a caminar, a pesar de las graves lesiones musculares y tendinosas.

"La mayoría de las veces me voy a recuperar de todo esto con el tiempo", dijo.

Este largo camino hacia la recuperación supera lo que podría haber sido una serie de alternativas devastadoras, dijo su madre Ariana Martínez.

"Obviamente, le quitaron un gran trozo (de piel). Todavía estamos en el hospital y no estoy seguro de cuándo le darán el alta", dijo Martínez.

Kiana quiere especializarse en kinesiología con la esperanza de convertirse en terapeuta ocupacional algún día, lo que significa que estas próximas semanas en el hospital representarán una medida de entrenamiento no deseado.

El Centro médico regional de Lawnwood en Ft. Pierce, Florida, publicó una foto de Robert Bassett con el Dr. Jason Moore. Bassett estaba montando en un sendero para bicicletas cuando perdió el control y aterrizó en un arroyo donde fue mordido varias veces por una caimán hembra de 8 pies y medio. El Dr. Moore trató a Bassett cuando lo llevaron en avión el lunes.

Kerstin Sachl, portavoz de las propiedades de Marriott en el Caribe y América Latina, dijo: "Estamos al tanto del incidente".

"La seguridad de nuestros huéspedes y asociados son nuestra principal prioridad, y podemos confirmar que la señalización adecuada, así como las patrullas nocturnas y las banderas rojas estaban y están correctamente colocadas", dijo en un comunicado. "Revisamos nuestros planes y procedimientos con frecuencia y trabajamos en estrecha colaboración con las autoridades correspondientes de forma continua. Nuestro personal está capacitado para responder a los asuntos de seguridad de manera adecuada. Alentamos a todos los huéspedes a que estén atentos a su seguridad".

Contáctanos