Cuba

Tras pelea multitudinaria con armas blancas en La Habana, el régimen culpa de desinformación a los “terroristas mediáticos”

En un video publicado este lunes por la Televisión Cubana, el comentarista Humberto López calificó de “terroristas mediáticos” a quienes compartieron supuestas “noticias falsas” sobre la muerte de varios jóvenes durante una pelea

Telemundo

En un video publicado este lunes por la Televisión Cubana, el comentarista Humberto López calificó de “terroristas mediáticos” a quienes compartieron supuestas “noticias falsas” sobre la muerte de varios jóvenes durante una pelea en la Finca de los monos, un centro recreativo y tecnológico en el municipio Cerro, en La Habana.

“En su inmensa mayoría desde el exterior, buscan engañar y sumir en el dolor a este pueblo por el que dicen preocuparse”, enfatizó el vocero del régimen, sin embargo, sus acusaciones no fueron bien recibidas por muchos usuarios de redes sociales, especialmente cuando se considera que los rumores comenzaron a circular mientras la prensa oficialista permanecía en silencio sobre lo ocurrido.

Los hechos se registraron el sábado por la tarde, durante una actividad por el inicio del verano A pesar de que días antes una organizadora había explicado en un programa televisivo oficialista que el evento estaba coordinado con el gobierno municipal del Cerro, López afirmó en el video que las autoridades locales no estaban al tanto del mismo y, por lo tanto, "no estaba autorizado". Agregó que por esa razón, no había presencia policial para cuidar a los jóvenes y adolescentes que asistieron.

El detonante del episodio de violencia aun se investiga, pero según el comunicado del régimen, el número de asistentes superó las expectativas de los organizadores. Los vídeos publicados en redes sociales muestran a jóvenes, incluso menores de edad, armados con palos y machetes, generando una escena de caos y violencia.

Los propios asistentes hicieron referencia a la demora de las autoridades policiales, lo que contrasta con la versión oficialista, en la que sostuvieron que tanto el gobierno como la policía “intervinieron de manera consecuente para reestablecer el orden”.

Las autoridades del régimen insisten en que solo hubo heridos, cifra que inicialmente se reportó como dos y luego se amplió a seis, incluyendo un menor de edad que recibió atención médica en un hospital.

Mientras tanto, en las redes sociales, las críticas hacia la demora en la presentación de la versión oficial y la preocupación por la presencia de jóvenes, incluso adolescentes, en medio del caos y sin la presencia de patrullas policiales, siguen en aumento.

Contáctanos