colapsa edificio en surfside

Corrieron justo a tiempo: Sobrevivientes cuentan cómo lograron escapar en Surfside

Dicen que, aunque se han quedado sin nada, aprecian más que nunca cada segundo de la vida

Telemundo

En medio del gran dolor por la tragedia de Surfside, sobrevivientes nos cuentan los dramáticos momentos antes, durante y después de que el edificio colapsara y cómo fue que lograron salvarse. Dicen que, aunque se han quedado sin nada, aprecian más que nunca cada segundo de la vida.

Tres miembros de esta familia estaban en su apartamento, en el edificio Champlein Toward South, la noche de la tragedia Sara, su hijo Gabe, de 25 años, y su hija, Chani, de 15.

 “Llegué a casa como a las 11 en punto y había como ruidos, siempre escucho ruidos de construcción, golpes, no debería preocuparme", dice Chani

Chani recuerda que llego al hogar a las 11:00 en punto y que había ruidos de construcción, golpes, pero no pensó que algo malo iba a ocurrir.

 “Entonces comencé a escuchar golpes en las paredes, estaba segura de que la gente estaba colgando cuadros y luego fue más intenso y luego alrededor de la 1:10 en la pared de arriba se derrumbó", dice Sara.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Mientras su mamá Sara dice que creía que los golpes en las paredes eran porque sus vecinos estaban colgando cuadros, pero que a eso de la 1:10 de la madrugada la pared de arriba colapsó.

"¡Y yo dije corre, es un terremoto, corre, corre, corre, rápido!"

Corran, corran, corran así le grito ella a Chani y a su otro hijo y comenzaron la carrera que les salvaría la vida.

Chani recuerda que mientras estaban en el vestíbulo escucharon otro estruendo.

"Escuchamos como otro boom, mientras aún estábamos en el vestíbulo, salimos corriendo y vemos que toda el área de la piscina desapareció. Y dije que no hay tiempo, tenemos que correr porque este terreno ya no es seguro”.

Corrieron con todas sus fuerzas, salieron del edificio y cruzaron la avenida Collins. Entonces vieron una gran nube de polvo, no podían respirar y Sara pensó que era el fin del mundo.

Pero por fortuna, madre e hijos lograron salvarse y aunque llevan un gran dolor por todas las personas que han fallecido en esta tragedia, agradecen a Dios todos los días por el milagro de la vida.

Contáctanos