TIROTEO EN PUBLIX

Tirador del Publix habría revelado en Facebook su intención de matar

El sospechoso que se quitó la vida tras el doble asesinato, fue identificado como Timothy Wall de 55 años.

Telemundo

El Publix donde murió una abuela, su nieto y el sospechoso de asesinarlos, abrió sus puertas, pero el terrible dolor por el macabro episodio vivido en su interior no deja en paz a la comunidad de Palm Beach, Florida.

“Es impactante como alguien puede quitarle la vida a un niño de 2 años”, rememoran algunos vecinos que llegan con globos, juguetes y velas hasta la fachada del supermercado que se ha convertido en un altar.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

“Me siento muy triste por esto, porque tengo nietos que traigo a la tienda. Y sales de la casa, vienes al supermercado a buscar algo y eso pasa. Es muy, muy triste”, dicen algunas de las personas que frecuentan el lugar.

El sospechoso, que según la policía, se quitó la vida tras el doble asesinato, fue identificado como Timothy Wall, de 55 años. El hombre vivía muy cerca del lugar del siniestro.

Nuevos detalles escalofriantes del tiroteo salieron a la luz tras el suceso. “Este hombre estaba poniendo en su Facebook que quería matar personas y niños, y vienes aquí con tus hijos. Te quedas pensando. Estaba el aquí cuando yo compraba, pude haber sido yo con mi bebé en brazos, podía haber sido yo quien él estaba persiguiendo… Es impactante”.

Major Talal Massari, de la Oficina del Alguacil del condado Palm Beach, relata lo sucedido: “Se acerca a las 11:34, saca su arma, camina de un pasillo al otro en donde estaba el niño en el asiento del carro del automercado, saca la pistola y le dispara un tiro matando al niño. La abuela intenta detenerlo, hay un forcejeo, la pistola se encasquilla y lo puede lanzar al suelo, pero él le dispara mientras están en el piso. El sospechoso luego da una vuelta y con la misma arma de fuego se disparó". 

“Y saber que teníamos a alguien en el vecindario que estaba básicamente persiguiendo personas para matar en el supermercado donde compro con mi hijo, es duro, es duro”, se lamentan algunos de los vecinos del lugar.

Ric Bradshaw, alguacil del Condado Palm Beach, dice que “hubo oportunidad de detener esto. ¿Saben por qué? La razón es que él está en Facebook, y él ha dicho: quiero matar gente y niños. Tiene amigos, obviamente lo vieron, su exmujer dijo que él estaba actuando raro, que creía que estaba siendo seguido, estaba paranoico. ¿Ustedes creen que una sola persona nos llamó para informarnos? No”, relata el oficial.

Dos primas que viven en el área, dicen que como otros vecinos no han podido dejar de llorar de la rabia e impotencia, preguntándose quien puede hacer algo tan espantoso.

“Una persona enferma, de verdad tenía que ser una persona enferma porque nadie tiene corazón para acabar con un ser que no tiene culpa de la maldad que hay en este mundo ahora”.

El suceso ocurrió antes del mediodía en el mercado Publix de Royal Palm Beach. La familia de las víctimas pidió que no se publicaran las identidades de la abuela y el bebé.

Una decisión que la comunidad respeta.“No conozco a la familia, pero espero que pronto superen el dolor. Que sigan rezando como está haciendo toda la comunidad”.

“La verdad es que es bien triste no los conocía, tengo niño y me imagino lo que han de estar pasando los padres”, alegan otros alarmados ante lo sucedido.

Lo que se sabe de Timothy Wall

El hombre de 55 años que presuntamente sacó su pistola y mató a un niño pequeño que estaba junto a su abuela en un supermercado Publix del condado de Palm Beach, al norte de Miami, habría estado luchando durante meses con una delicada situación financiera que apenas le alcanzaba para llegar a fin de mes.

Timothy Jamieson Wall casi no podía mantener a flote financieramente como trabajador temporal en un equipo de construcción, por ello en enero presentó una petición de bancarrota del Capítulo 7, alegando que tenía $ 6,000 en bienes activos, unos $ 215,000 en pasivos y ganaba solo $ 2,165 al mes.

En ese entonces certificó tener $ 27 dólares en su cuenta de banco, $ 743 en Bitcoin y otro activo que sería relevante solo seis meses después cuando la usara para quitarse la vida y matara a dos personas inocentes: un arma de fuego calibre 45 que, según él, valía $ 300.

En el mes de abril, se le concedió su solicitud de bancarrota, saldando casi la totalidad de su deuda, incluidos más de $ 4,000 dólares que tenía por recargos de tarjetas de crédito que le debía a Bank of America.

Wall había nacido en Nueva York en 1965, y en 2003 se casó en Boynton Beach con su novia nacida en Argentina. Después de 15 años de relación su matrimonio terminó en divorcio. Él y su ex esposa tuvieron una hija que hoy tiene 14 años, según los registros judiciales.

En 2007, la pareja creó una empresa de servicios de limpieza que utilizaba como dirección un buzón dentro de una tienda UPS dentro del Crossroad Shopping Center en Royal Palm Beach. La empresa duró unos pocos años y terminó disolviéndose en 2013.

La tienda de UPS que continuaban usando como punto de entrega del correo está a la vuelta de la esquina, a unas 100 yardas de distancia, del Publix donde Wall mató a tiros a una abuela y a su nieto antes de dispararse a sí mismo y quitarse la vida dentro del mercado.

El divorcio de la pareja se registró como incontestado por el secretario de la corte del condado, pero siete meses después de que se le concediera, su ex esposa presentó una demanda solicitando su desalojo de la casa que habían compartido en West Palm Beach.

Si bien Wall había estado haciendo trabajo temporal a principios de este año, el propietario de la empresa que le asignó el trabajo dijo que solo duró unas tres semanas, pues él renunció luego de decir que había "encontrado algo más".

El propietario de la empresa dijo que no tenía conocimiento de ninguna queja sobre Wall por parte del cliente que utilizó su mano de obra.

Contáctanos