MIAMI

Organizaciones del sur de Florida se unen en una jornada para atender a las personas sin hogar

Ofrecieron alimentos, ropa y hasta cortes de pelo a un grupo de personas que vive en las calles de Miami

Telemundo

En un gesto de amor, varias organizaciones sin fines de lucro se unieron este domingo en el Downtown de Miami para ayudar a decenas de personas sin hogar.

Las organizaciones se reunieron en un parqueo público del Downtown de Miami en un área donde es común ver acampar a personas sin hogar. Hoy estas personas no solo recibieron comida y ropa, sino también pudieron bañarse y hasta recibir un corte de pelo.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

José, una persona sin hogar, comparte su testimonio. "Mi familia está haciendo su vida y yo la mía. Lo que la mía es un fracaso.”

Es el duro testimonio de un hombre que vive hace más de 11 años en las calles. Pero este domingo José, al igual que otras personas sin hogar se sienten felices.

Maria Lola, otra de las personas que recibió ayuda dice que espera comer, "que me den algo de comer bueno.”

Este domingo, varias organizaciones sin fines de lucro se unieron en el Downtown de Miami para brindarles comida, ropa, zapatos, y la posibilidad también de bañarse y hasta cortarse el cabello.

Lauren Mason, Fundadora de Be the Change South Florida, explica más sobre la actividad. “Repartimos como 300 comidas en estos eventos. A veces un poco más. Después que las personas de aquí se sirven, todo el mundo va y reparte por las calles.”

A pesar de los esfuerzos de decenas de organizaciones sin fines de lucro y del gobierno por habilitar albergues para los desamparados, éstos muchas veces optan por permanecer en las calles. De acuerdo al Homeless Trust, unas 900 personas viven en las calles de Miami.

Algunos testimonios hablan de lo duro que es vivir en la calle. “Es que la renta aquí está muy cara. Yo no puedo pagar 1200 cuando yo no cojo eso.”

“La gente te ve como si fueras un insecto, una cosa mala y te discriminan.”

Otro señor prefirió permanecer en el anonimato por temor, dice que detrás de cada persona sin hogar hay una historia que contar y afirma que es muy arriesgado dormir en las calles. “Esto es una selva, pero de asfalto.”

José conoce muy bien sus riesgos. “Me asaltaron en Brickell.” Por eso hoy, agradece este gesto humanitario.

Aunque la ciudad de Miami tiene una ordenanza que prohíbe a los desamparados acampar en la vía pública, hace unos meses anunciaron el uso de más de tres millones de dólares en fondos federales para ayudar a estas personas.

Contáctanos