Niño sin extremidades es un ejemplo de vida

NINO-PIERNAS-CAROLINA

Franklin llegó en 2011 a Miami de vacaciones con su familia, pero nunca pensó que en un día playa comenzaría su calvario.

Comenzó con una fiebre bastante alta. Luego no podía camina ni ir a la playa.

Sus padres pensaron que era una intoxicación pero un enemigo había entrado a su cuerpo. La bacteria llamada streptococcus. Una bacteria que en sí vive en el cuerpo humano, en la garganta.

Esta bacteria causó la interrupción de la circulación de sus extremidades, lo que obligo a que a sus 10 años sus manos y piernas fueran amputadas.

Hoy, después de 4 años de lucha, y con la madurez de un hombre adulto, Franklin es un ejemplo de vida para todos nosotros: el maneja, juega ping pong.

Tiene unas prótesis con la bandera de Estados Unidos porque dice que es el país que le salvó la vida… y por esto, es que aquí en Miami, en la misma ciudad que lo salvaron, creo “una luz de esperanza” una fundación para ayudar a otros niños como él.

Quienes quieran ayudar a Franklin pueden entrar a www.agusaf.org 

Contáctanos