MIAMI

Miami autoriza de nuevo las patinetas eléctricas

A partir de mañana, seis compañías podrán operar las patinetas motorizadas en los vecindarios del downtown, Edgewater, Brickell y Coconut Grove.

Telemundo

Las patinetas motorizadas fueron eliminadas de la Ciudad de Miami, pero solo durante 11 días porque la Comisión de Miami autorizó el lunes restablecer el programa piloto hasta que voten para tenerlo de forma permanente y bajo nuevas regulaciones.

A partir de mañana, seis compañías podrán operar las patinetas motorizadas en los vecindarios del downtown, Edgewater, Brickell y Coconut Grove. Pero será de forma temporal hasta que se restaure el programa en enero.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Desde el 2018, algunos aprovecharon las patinetas motorizadas para evitar el uso de un auto o la congestión de tránsito en el centro de Miami.

Pero esta opción de micro-movilidad, representa una amenaza para algunos, como algunos residentes del downtown y de Edgewater que hoy se dirigieron a los comisionados para expresar su temor de caminar en las aceras.

"No se sienten seguros cuando ven un scooter viniendo hacia ellos y el que está en el scooter a veces está en el teléfono y no está poniendo ninguna atención a nada", dijo Andres Altave, presidente de la asociación de vecinos de Biscayne.

Otros se quejan del gran número de patinetas eléctricas, unas 2,800 solo en el distrito 2, representado por Ken Russell, el comisionado que más apoya el programa.

"Tenemos que decidir si somos una ciudad del futuro o del pasado y necesitamos alternativas a carros, alternativas a gasolina, entonces los scooters son una solución", dijo Russell, vicepresidente de la Comisión de Miami.

Los comisionados llegaron a un acuerdo para implementar varios cambios, incluyendo reducir la cantidad de patinetas eléctricas por cuadra, implementar el uso de cascos y multar a los menores de edad que las utilicen.

El único comisionado que votó en contra fue Manolo Reyes, quien expresó su preocupación por la seguridad de las personas mayores y los niños, además de destacar el hecho de que "las aceras con extremadamente estrechas".

Pero el alcalde Francis Suárez apoyó la decisión de la mayoría de la Comisión.

"Queremos ser una ciudad de innovaciones y esto es una innovación, una tecnología nueva y queremos ser pro tecnología. Pero tenemos que hacerlo de una forma que no perjudique a los residentes de nuestra ciudad", dijo Suárez.

Contáctanos