MIAMI

Médicos exiliados denuncian torturas médicas de regímenes totalitarios

Un panel internacional de médicos exiliados denuncia cómo los regímenes totalitarios de países como Cuba, Venezuela, Nicaragua y Siria continúan utilizando procedimientos médicos inadecuados a modo de tortura.

Telemundo

En la sede de la brigada de asalto 2506, un panel internacional de médicos exiliados denuncia cómo los regímenes totalitarios de países como Cuba, Venezuela, Nicaragua y Siria continúan utilizando procedimientos médicos inadecuados a modo de tortura.

Cuba aprendió de la KGB, la inteligencia rusa, una filosofía que continúa aplicando, según los médicos exiliados reunidos hoy aquí.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

El Dr. Alfredo Melgar, médico cubano exiliado, dice que es el “uso la medicina como arma de tortura”.

El más reciente caso sería el del opositor cubano Luis Manuel Otero Alcántara, liberado tras un secuestro cuando realizaba una huelga de hambre y sed, y fuera recluido a la fuerza en un hospital de La Habana.

Luis Manuel Otero Alcántara, opositor cubano, dice: “A nivel físico creo que estoy bien. Pero sobre todo mi cabeza no está bien”.

El Dr. Melgar afirma que el joven opositor fue sometido a procedimientos médicos inapropiados. “La primera entrevista estuvo flojo, Porque lo habían borrado”

“Dice que no le dieron electroshock. Estoy de acuerdo, pero medicamentos sí porque le preguntan: bueno, usted estaba con una bandeja y él responde: sí, todo estaba bien. Me trataron bien”, dice el doctor Melgar.

Pero ahora Otero Alcántara reconoce que estaba como en una prisión: “Encerrado en un cuarto. Aire acondicionado y luz 24 horas y tres agentes de la seguridad del Estado vigilándome 24 horas. Eso era una prisión y el ministerio de salud pública y estaba prestado literalmente”.

Activistas de derechos humanos y médicos exiliados de origen cubano, venezolano, nicaragüense y sirio denuncian que los regímenes de esos países, auxiliados de médicos inescrupulosos, usan medicamentos de psiquiatría para doblegar, y tácticas como dejar que las enfermedades de opositores progresen sin tratamiento.

El opositor cubano Jorge Luis García “Antúnez” es el ejemplo. En Cuba le dijeron que moriría de tres cardiopatías que no tenía y en prisión.

“Nos suministraban un medicamento, que nunca supimos cuál era, que nos llevaba a un estado de sopor, enlentecimiento como motor y mental, sobre todo de palabra y nos llevaba a un estado altamente depresivo”, dijo.

Médicos exiliados en Estados Unidos, insisten en que seguirán con sus denuncias ante organismos internacionales.

Contáctanos