MIAMI

La contienda por el Distrito 27 en Florida, clave para el control del Congreso

El asiento que dejó vacante Ileana Ros Lehtinen resultó decisivo a nivel nacional.

La demócrata Donna Shalala ganó el martes la elección para el Congreso Federal por el Distrito 27 del sur de la Florida, el escaño que durante décadas mantuvo la republicana Ileana Ros-Lehtinen.

Shalala, ex secretaria de Salud en la administración de Bill Clinton, derrotó a la republicana María Elvira Salazar, una conocida periodista cubanoamericana con una larga trayectoria en la televisión hispana, y a la candidata independiente Mayra Joli.

Aunque Donald Trump ganó la Florida en la elección presidencial del 2016, Hillary Clinton ganó en el Distrito 27 por casi 20 puntos porcentuales. En el 2012, los votantes del distrito votaron a favor de Barack Obama, con una ventaja de siete puntos sobre el republicano Mitt Romney.

De acuerdo con una encuesta de Mason-Dixon para Telemundo 51, dada a conocer el 11 de octubre, Salazar estaba delante de Shalala por 44-42 por ciento.

Las tres candidatas se enfrentaron en un debate en los estudios de Telemundo 51, en el que Shalala destacó la importancia de su experiencia en Washington, mientras Salazar se enfocó en sus años cubriendo noticias de impacto en la comunidad. Joli hizo énfasis en el hecho de que no responde a ningún partido político.

En el tema de la ley de salud asequible, conocida como Obamacare, Salazar dijo que partes de la legislación son buenas pero que sigue teniendo fallas, argumentando que en lugar de un monopolio sobre el cuidado de salud debería abrirse a la competencia.

Shalala dijo que Obamacare es un excelente programa que ha ayudado a los trabajadores a adquirir un seguro médico, pero admitió que necesita mejoras. Joli dijo que le gustaría eliminar el Obamacare por completo.

El asunto del cuidado de la salud es de gran importancia en el Distrito 27, que tiene el mayor número de personas inscritas en el Obamacare en todo el país.

Uno de los intercambios más candentes del debate se dio cuando Salazar criticó la gestión de Shalala al frente de la Universidad de Miami. Shalala dijo que había construido una “universidad de clase mundial” que creaba empleos en la comunidad.

Las tres candidatas coincidieron en que es necesario hacer frente a los problemas ambientales en el sur de la Florida, incluyendo el aumento en el nivel del mar y la calidad del agua. También coincidieron en la necesidad de afrontar el problema del tránsito vehicular aunque difirieron en sus propuestas.

Salazar y Shalala también estuvieron en desacuerdo sobre el estado de la economía y los empleos. Salazar dijo que la economía ha estado mejorando bajo el liderazgo republicano y que el sur de la Florida necesita utilizar los programas federales para ayudar a las personas con bajos ingresos.

Shalala negó que hubiera una bonanza económica y dijo que muchas personas trabajan muchas horas y que necesitan mejores salarios y prestaciones. Joli propuso traer de vuelta a Miami las industrias de la aviación y la manufactura, así como ayudar a los pequeños negocios.

Contáctanos