asesinato

Identifican al hombre que mató a su expareja y al hijo de ella

En un acto de violencia sin sentido, en West Kendall, Michael Andrés Pineda Lozano, de 41 años, asesinó a su exnovia, Odalys Bancroft, de 43 años, y a su hijo de cuatro años, Theodoro Couto, antes de quitarse la vida.

Telemundo

En un acto de violencia sin sentido, en West Kendall, Michael Andrés Pineda Lozano, de 41 años, asesinó a su exnovia, Odalys Bancroft, de 43 años, y a su hijo de cuatro años, Theodoro Couto, antes de quitarse la vida.

La familia de las víctimas permanece devastada por la tragedia que les ha arrebatado a sus seres queridos de manera tan abrupta y violenta.

Según los informes policiales, el tiroteo ocurrió en la línea de autoservicio de un banco Chase en West Kendall. Las cámaras de vigilancia captaron el momento en que la minivan de Odalys Bancroft ingresaba al área para realizar una transacción bancaria. Minutos después, Pineda Lozano abrió fuego contra Bancroft y su hijo, antes de dispararse a sí mismo.

Michael Trujillo, hermano de Odalys, expresó el profundo dolor y sorpresa que ha sentido la familia tras el incidente. "Es muy difícil. Hay mucho dolor. Nosotros no estamos preparados para algo así y todavía es una gran sorpresa que algo tan terrible pueda pasar a nuestra familia", comentó Trujillo, visiblemente afectado.

Pineda Lozano, identificado como el exnovio de Bancroft, no era el padre biológico de Theodoro. Registros públicos revelan que Pineda Lozano se había divorciado en 2020 de una pareja diferente, pero no se mencionaron incidentes de violencia en la petición de divorcio.

La familia de Odalys nunca imaginó que él fuera capaz de cometer un acto tan atroz. "Ellos tenían su drama, pero nunca nosotros pudimos imaginar algo tan terrible pasara. Fue una sorpresa. Yo no sentí algo tan grave así… no creí que él podía ser capaz de hacer algo tan malo", añadió Trujillo.

La familia de Odalys recuerda a la víctima como una madre dedicada y una profesional ejemplar. Odalys Bancroft trabajaba como directora de asuntos regulatorios en el Sistema de Salud Jackson, donde era altamente apreciada por sus colegas. "Muy querida. Todo el mundo que trabajaba con ella en su trabajo tenía mucho amor por ella… ella tenía un gran corazón y todo el mundo solo tiene buenas cosas para decir de ella", dijo Trujillo.

La familia ha creado una página para recaudar fondos destinados a los servicios fúnebres de Odalys y su hijo. El apoyo de amigos, colegas y vecinos ha sido fundamental en estos momentos de inmensa tristeza y desolación.

Contáctanos