miami beach

Hombre denuncia que pusieron GPS en su auto

Captado en cámara quedó el momento cuando un sujeto coloca un dispositivo GPS en el carro del mánager de un restaurante en North Miami Beach. Ahora la policía esta tras la pista de la persona responsable.

Telemundo

Captado en cámara quedó el momento cuando un sujeto coloca un dispositivo GPS en el carro del mánager de un restaurante en North Miami Beach. Ahora la policía esta tras la pista de la persona responsable.

El gerente del restaurante me dice que le preocupa su seguridad tras descubrir este GS en su carro. Y le gustaría saber quién fue la persona que coloco el dispositivo y por qué.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Un video de vigilancia muestra como un individuo no identificado está jugando con una pelota en el estacionamiento del restaurante Thai House II en North Miami Beach el pasado jueves por la noche.

Segundos después el sujeto la patea y se agacha del vehículo. Luego un empleado del restaurante llega en un carro blanco y confronta al hombre tras presenciar lo que estaba haciendo

Kim Hong, dice:

“Cuando cerré el restaurante, revisé debajo de mi carro y encontré un GPS”.

Un dispositivo que Kim Hong, gerente del restaurante, nunca imagino encontrar en su auto. Según la policía de North Miami Beach, Hong hizo un reporte y el GPS fue incautado.

 “No tengo idea de por qué lo pusieron en mi auto, pero lo único que se me ocurre es que creen que me llevo el dinero en efectivo a casa. Ya nadie se lleva el dinero en efectivo", dijo Hong.

Aun no se sabe si este sujeto era un investigador privado o alguien que iba a cometer un crimen, pero lo cierto que, bajo la ley de la Florida, es ilegal instalar un dispositivo rastreador en un carro sin el consentimiento del propietario.

Sin embargo, hay algunas excepciones para los bancos o compañías con una razón legitima para seguir a una persona o por otro lado si el auto está a nombre de los dos cónyuges ambos tendrían derecho a colocar un GPS, pero Hong asegura que no tiene préstamos y tampoco problemas de infidelidad.

Es un delito de segundo grado colocar un localizador GPS en el carro de una persona sin su consentimiento. Según Hong, este incidente le ha quitado su tranquilidad y no ha traído su carro al trabajo desde que ocurrió.

Contáctanos