Arquidiócesis de Miami

Escuelas católicas del sur de la Florida inician el curso escolar

Todas las clases se imparten de manera virtual de momento

Telemundo

Además de las escuelas públicas de Broward, hoy también fue el primer día de clases para las escuelas de la Arquidiócesis de Miami, que también incluye sus colegios católicos en Broward y el condado Monroe, donde alumnos desde kínder hasta secundaria regresaron a la enseñanza a distancia.

A finales de julio, la arquidiócesis anunció su decisión de regresar a clases de manera virtual. Tanto las escuelas como las familias tenían la esperanza de volver a las clases presenciales, pero la pandemia no cooperó.

Los hermanitos Eduardo y Noelle Montealegre, quienes estudian en la escuela St. Timothy en el suroeste de Miami-Dade tuvieron hoy su primer día de clases.

"Estuvo bien, vi a mi maestra, pero no podíamos hablar en clase porque teníamos el mute button", dijo Noelle, alumna de sexto grado.

Para su mamá, Marifely Montealegre, todo estuvo "muy organizado, estuvieron conectados desde las 8 de la mañana".

Esta familia se preparó para la enseñanza a distancia en un par de semanas tras la decisión de la arquidiócesis de comenzar el año escolar de manera virtual.

"Decidimos que cada uno iba a estar en su cuarto, buscar un espacio para cada uno, que tuviera wifi. Lo bueno con esto es que ayer mismo fuimos a recoger iPads para cada uno, el colegio les entregó iPads", explicó Marifely.

Mientras tanto, las escuelas buscan maneras creativas para motivar a sus alumnos, como un video musical de la primaria St. Brendan, donde las maestras impartirán sus clases desde el aula.

"Creamos lo que es la plataforma virtual donde todos los grados tienen su plataforma, van a poder ver a su maestra durante el día entero, es un currículum del día entero de ocho de la mañana a tres de la tarde", señaló María Cristina Capote, directora de St. Brendan.

Durante el verano, la escuela se preparó para cumplir con las regulaciones anticipando un regreso a clases presenciales, pero de momento no fue posible.

"Convertimos el Parísh Center en cuatro clases para poder separar a los niños para social distancing", dijo Capote.

En los nuevos espacios de estudio, hay desinfectante de manos y cada pupitre tiene una barrera de plexiglas.

Un total de 775 alumnos estudian en esta escuela con un enfoque en educación religiosa. La directora dice tener fe en que este primer día de clases virtual es un nuevo comienzo.

"Las maestras están en la clase, la facultad ya está en el colegio ya eso es el primer paso para este esperanza nueva".

Contáctanos