vaticano

Impiden a cientos de cubanos entrar a la Plaza de San Pedro en el Vaticano

Los cubanos habían llegado a los predios de la santa sede desde diferentes partes del mundo, para llevar un mensaje al papa por la libertad de Cuba, pero no consiguieron entrar.

Telemundo

El padre Fernando Heria, rector de la Ermita de la Caridad en Miami, dice que "cuando se agrede a un hermano, se nos agrede a todos".

Con un video publicado en Facebook, Heria ofrece disculpas a nombre de la Iglesia Católica. Pero además, le solicita al papa Francisco una investigación sobre lo ocurrido este domingo en el Vaticano.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

“Todos tenemos una obligación. Que el mundo abra los ojos sobre las verdades de Cuba, y que cese ya el maltrato, la violación de derechos”, dijo Heria.

“Nadie nos va a poner la libertad.  Quedó clara la complicidad de la iglesia católica y el papa”, dijo Felipe Fundora, un cubano residente en Alemania, refiriéndose a lo ocurrido esta semana en el Vaticano, done las autoridades de la santa sede les impidieron el paso a los cubanos a la plaza San Pedro. Y algunos que lograron pasar, como Fundora, les prohibieron desplegar la bandera cubana aduciendo que era un símbolo político.

“Ellos estuvieron un momento como no sabiendo qué hacer, y vino la seguridad y me presionaron las manos para que bajara la bandera hasta que la bandera me hizo levantarme”, dice Fundora.

Fue un momento de indignación, dice Fundora, quien asegura que entendió entonces que las órdenes eran claras.

“Nos dijeron que la bandera cubana llevaba un mensaje político ese día y que no era el lugar correcto para llevar ese mensaje. Allí otros cubanos que sí lograron entrar, llevaban banderas, pero la seguridad no dejó que las alzaran y les pidieron que las guardaran”.

En lo que, para los cubanos que estuvieron el domingo en Roma, a todas luces parece un alineamiento del Vaticano con el régimen de La Habana, sobre todo teniendo en cuenta que desde la tribuna vaticana todo el tiempo el papa Francisco emite mensajes que traen una carga política, la decisión vaticana impidió a más de 500 cubanos llevar su petición de libertad y solidaridad para el pueblo de Cuba.

Los cubanos habían llegado a los predios de la santa sede desde diferentes partes del mundo, para llevar un mensaje al papa por la libertad de Cuba, pero no consiguieron entrar.

Entre ellos estaba el organizador, el comentarista y activista Alexander Otaola, quien fue retenido brevemente por la policía a su salida de Italia, quien, ante lo sucedido ayer, dijo: “había personas con pasaportes suizos y les decían ‘pero aquí muestra que eres cubano. No puedes entrar; pero estás vestido de blanco. No puedes entrar”.

“Todo el que venía con ropa blanca. Todo el que parecía cubano, a esas personas les negaban la entrada”, dijo Fundora.

Paradójicamente, en esa misma plaza, el 18 de julio, se vio a decenas de cubanos con sus banderas, mientras el papa enviaba un mensaje de solidaridad al pueblo, tras las masivas protestas en la isla.

Quienes ayer buscaron el amparo de la iglesia, dicen hoy que sólo encontraron preguntas sobre a quién apoya realmente la santa sede.

“Somos nosotros los cubanos, los responsables de hacer el cambio”, dijo Fundora.

Contáctanos