cruceros

Emiten orden de decomiso de crucero que regresaba a Miami y se desvió a Bahamas

Debido a una denuncia judicial establecida por una petrolera que alega que le debe facturas por combustible

MIAMI.- Las autoridades de Estados Unidos emitieron una orden de decomiso del crucero Symphony de Crystal, que debía atracar el sábado en Miami con pasajeros, debido a una denuncia judicial establecida por una petrolera que alega que le debe combustible, según los documentos de corte.

El proceso judicial fue interpuesto en el Distrito Sur de Florida por Peninsula Petroleum Far East, una petrolera que busca recuperar más de $1.2 millones de la deuda de combustible del barco Symphony, según la demanda a la que tuvo acceso Efe.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

El total de la deuda de la empresa Crystal a la petrolera supera los $2.1 millones, según los documentos.

UNA EMPRESA PETROLERA DENUNCIÓ QUE LE DEBE COMBUSTIBLE

La empresa Crystal, con sede en Miami, anunció esta semana que iba a suspender sus cruceros marítimos hasta abril próximo después de conocer los problemas de endeudamiento de su empresa matriz, Genting Hong Kong.

El barco, que tenía previsto llevar el sábado al Puerto de Miami, se desvió de forma inesperada hacia las Bahamas.

Algunos de los pasajeros desembarcaron en Bahamas y llegaron a Fort Lauderdale a bordo de un ferry.

El Symphony, que partió de Miami el pasado 8 de enero, es un barco con bandera de Bahamas.

La naviera Crystal anunció el miércoles pasado que tomó la "difícil" decisión de suspender sus cruceros marítimos hasta el próximo 29 de abril y los fluviales hasta un mes después para analizar el futuro de sus operaciones comerciales tras la insolvencia de su casa matriz.

"La suspensión de las operaciones brindará al equipo de administración de Crystal la oportunidad de evaluar el estado actual del negocio y examinar varias opciones para avanzar", informó la empresa.

La nueva variante Ómicron ha obligado de nuevo a la suspensión de varios cruceros este año y las empresas de cruceros están reforzando sus medidas sanitarias una vez más.

"Esta fue una decisión extremadamente difícil, pero prudente, dado el entorno comercial actual y los desarrollos recientes con nuestra empresa matriz, Genting Hong Kong", dijo Jack Anderson, presidente de Crystal.

El miércoles pasado Genting Hong Kong, que opera cruceros bajo las marcas Crystal, Star y Dream, anunció que presentó una solicitud para liquidar la compañía debido a la falta de recursos para pagar su deuda.

Los cruceros Ocean y Expedition de Crystal ya fueron suspendidos y otros tres completarán sus viajes actuales, informó la empresa.

Muchas compañías se han visto obligadas a cancelar sus itinerarios debido al repunte de la pandemia por la variante Ómicron.

Symphony debía terminar su itinerario en Miami ayer sábado, mientras que Serenity lo hará en Aruba el 30 de enero y Endeavour en Ushuaia (Argentina) el 4 de febrero.

El sábado pasado, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC) relajaron las restricciones para viajes en cruceros en puertos del país.

Señalaron que estas medidas, principalmente relacionadas con la vacunación, pruebas de COVID-19 y uso de mascarillas, serán ahora voluntarias, no obligatorias.

Contáctanos