deportista al espacio

El primer civil con discapacidad en viajar al espacio

La polio lo dejó sin caminar. Fue discriminado. Pero cambió su destino y ahora es deportista de alto rendimiento. Su próximo desafío es ser el primer civil con discapacidad en viajar al espacio.

Telemundo

La polio lo dejó sin caminar. Fue discriminado. Pero cambió su destino y ahora es deportista de alto rendimiento. Su próximo desafío es ser el primer civil con discapacidad en viajar al espacio.

Un deportista extremo con discapacidad se prepara para el enorme desafío de viajar al espacio. Telemundo 51 es el primer canal en español que habló con él mientras se entrena para su hazaña, que no es la primera ni será la última.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Si hablamos de límites, para Jean Maggi es el infinito. Su vida es la de un hombre común que forjó su propio destino, así que les propongo ver esta historia juntos, pero con el corazón.

Cuando Jean Maggi llegó a más de 13 mil pies de altura en el Himalaya, y en su bicicleta adaptada, parecía que había alcanzado lo más alto que cualquiera puede imaginar.

 Jean Maggi, tiene sus piernas paralizadas por la Poliomielitis. “Me he llevado por delante la vida para que la vida no me lleve a mí”, dice.

La vacuna contra la polio, que a tantos millones de niños había salvado, a él le produjo una parálisis que le impidió caminar por sus medios y lo encerró en su propio laberinto.

“(No estaba contento conmigo mismo. No aceptaba mi discapacidad y por eso mi primera etapa de mi vida, hasta los 37 años termina con un infarto. Yo sentía que me moría”, dice.

 Pero ese infarto que lo puso al borde de la muerte, como dice él, le salvó la vida.

“Empiezo a darle valor a mi familia, mis amigos, mi hijo, mi trabajo. Toda esa energía que traía se vuelca en cosas positivas”.

 Así vinieron maratones, cruzar Los Andes a caballo, Ironman, juegos paralímpicos y el Himalaya, de la mano de una entrenadora Elisa Lapenta, quien sabe bien lo que es desafiar los imposibles, porque a su propia hija, que nació con parálisis cerebral, le dieron 2 años de vida y ya tiene 17.

“Lo primero que me nació fue decirle que estaba loco pero igual lo iba a entrenar”, die Lapenta.

 Después de los 11 días en el Himalaya no pasó mucho para que se planteara una nueva meta, volar al espacio.

Victoria Milano, esposa de Maggi, dice: “A todos en la familia nos pone un poco nerviositos al momento en que nos plantea estas cosas”.

 Caminar a los 50 años era otro desafío. Su órtesis de rodilla, tobillo y pie están construidos con un material de fibra de carbono, muy liviano para que no sea un contratiempo en el espacio, y fue desarrollados en una clínica de Fort Lauderdale. Desde hace 8 meses se prepara, y ya paso por un centro de entrenamiento para astronautas en Pensilvania.

“Convertirme en la primera persona civil con discapacidad de poder conquistar el espacio, también traerá conmigo a millones de personas con discapacidad. Yo no quiero ser un superhéroe. Cualquier persona común que haga los deberes, puede lograr cosas extraordinarias”.

Este soñador serial espera viajar al espacio en el primer semestre del año que viene. Sigue al frente de su fábrica de bicicletas adaptadas para personas con discapacidad. Y su lema es: “lo difícil se hace, lo imposible se intenta”.

Contáctanos