Estados Unidos

El hígado graso es un serio problema de salud en Estados Unidos

Con la pandemia los niños en casa han tenido más acceso a meriendas azucaradas y no han hecho mucho ejercicio, algo que no ayuda para mejorar condiciones vinculadas al sobrepeso.

Telemundo

Investigaciones de salud muestran que 1 de cada 4 personas en Estados Unidos sufren de una condición de la que poco se habla: el hígado graso, que podría estar relacionada a los malos hábitos alimenticios y lo más alarmante es que estaría afectando a los niños.

Como sabemos, con la pandemia tal vez algunos niños en casa han tenido más acceso a meriendas azucaradas y no han hecho mucho ejercicio. Algo que, según los estudios, no ayuda para mejorar esta condición ya que está vinculada al sobrepeso.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Cambios en la dieta hacen la diferencia, ayudan a prevenir la obesidad infantil y también la enfermedad del hígado graso, una condición cada día más común entre los hispanos.

La doctora Adriana carrillo, endocrinóloga pediátrica hospital de niños Nicklaus, dice: “Más o menos es 4 veces mayor la prevalencia de hígado graso en hispanos y tiene varios estados simplemente puede ser la acumulación de grasa en el hígado que no causa absolutamente nada”.

Pero la especialista explica que puede progresar a una afección más seria.

“Hay una reacción de inflamación lo que va a llevar cambios en como en el tejido del hígado y esto puede progresar eventualmente que se llama fibrosis que puede luego progresar a cirrosis y que está relacionada también con cáncer hepático”.

La doctora Adriana Carrillo realizó un estudio sobre la obesidad infantil con niños hispanos en miami. Encontró que la enfermedad de hígado graso podría estar vinculada a las dietas altas en azúcar y grasa.

“Casi el 20% de los niños que estaban en sobrepeso u obesidad tenían alteración en la función hepática”, dice Carrillo. “Lo que haces es bajar los carbohidratos, no azúcares, incluso las fructosas y todo eso se relacionado también con la incidencia de hígado graso, comer más vegetales y la actividad”, agrega.

Y a eso, hay que ayudarlo con un mínimo de 150 minutos de ejercicio a la semana.

La doctora advierte que esto se ha convertido en un problema de salud pública pq la obesidad ha aumentado. Aunque muchas personas pueden beneficiarse de una dieta baja en carbohidratos y azúcar, y más ejercicio.

Contáctanos