España

El corredor de la ayuda: cubanos en Córdoba organizan envíos a la isla

Actualmente, cuentan con la colaboración de clínicas y farmacias. Y de otros negocios con dueños cubanos que tambien se han sumado a la recogida.

Telemundo

Córdoba, Andalucía, la única ciudad del mundo cuatro veces patrimonio de la humanidad.

Agustín es cubano, y Rocío, su novia, española, para él “la ciudad es historia pura”. Ella se refiere a Cuba diciendo: “una madre nunca deja solo a su hijo. Si nosotros somos la madre patria como la vamos a dejar”.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Y ambos han puesto su negocio en función de la recogida de ayuda para la gente en la isla.

Agustín Pi Martínez, coordinador del proyecto "Medicinas a Cuba", dice: “sabemos que podemos hacer algo útil, aunque sea difícil, que lo es”.

Los primeros en donar fueron sus propios clientes, cubanos y españoles.

Juan Manuel Aguilar, empleado del bar "qué bolá", dice:

“Hay un cierto cariño. Es que hay muchos descendientes de españoles en Cuba y claro, aunque no lo quieras, el cariño está ahí. Tal vez más que ningún otro país latinoamericano”.

Actualmente, cuentan con la colaboración de clínicas y farmacias. Y de otros negocios con dueños cubanos que tambien se han sumado a la recogida.

Rocío García, propietaria del bar "Qué bolá", dice: “tenemos colaboradores en Bélgica, en Inglaterra, en Alemania”.

Ivon Albertuz, colaboradora del proyecto "Medicinas a Cuba", asegura:

“La gente cuando ve que algo está funcionando y ve que llega a donde tiene que llegar, se involucra más. Esta mochila ya está lista para salir en los próximos días. Primero a Madrid y de ahí, a La Habana”.

Aprovecharán que hasta el próximo 31 de diciembre quienes viajen a la isla no tendrán que pagar por la importación de medicinas. Pero los viajeros escasean.

“La aportación de esas personas seria cargar la medicina. Cargar la maleta que esta facturada y pagada, costeada por nuestro proyecto”, dice Pi Martínez.

Cuando la medicina llega a Cuba, un grupo de voluntarios ya está listo para distribuirla de mano en mano, sólo a quienes la necesiten.

“De esa manera evitamos acaparamiento de medicinas. Evitamos venta de medicinas, que lamentablemente existe”, dice Pi Martínez.

En su teléfono, constantemente recibe mensajes desde cuba, de personas desesperadas porque no encuentran medicamentos.

“Surtir los hospitales, las clínicas, las farmacias. Es una incapacidad ahora mismo del gobierno cubano”, dice Pi Martínez.

Y aunque no todos estén de acuerdo con su corredor de la ayuda, él dice: “si me toca. Yo soy cubano y sufro por Cuba”.

Reconocen que medicinas no es lo único que con urgencia se necesita en la isla. Tambien, dice, “un poco de democracia vendría muy bien, que el pueblo pueda decidir, que es lo que es importante”.

Una ayuda humanitaria Cuba está por encima y trasciende cualquier posición política.

En Córdoba hay unas 40 familias cubanas. Es la primera vez que se unen en un proyecto como este, para ayudar a quienes lo necesitan allá en la isla.

Contáctanos