niño herido

Dado de alta niño herido de bala el 4 de julio

Mayra Soto, madre de niño herido, dijo que “pasó muy rápido, la verdad llamé al 911. Llegó la ambulancia y llegamos y pudieron hacerle una cirugía”.

Telemundo

“Me dolió mucho, dijo el pequeño Jason quien salió hoy del Hospital Broward Health Medical Center, acompañado por su madre. Según la familia, el niño fue víctima de una bala perdida el 4 de julio mientras se bañaba en la piscina de la casa de su abuela localizada en la 6489 del noroste y la 31 way en Fort Lauderdale.

Mayra Soto, madre de niño herido, dijo que “pasó muy rápido, la verdad llamé al 911. Llegó la ambulancia y llegamos y pudieron hacerle una cirugía”.

Con su brazo vendado tras la cirugía a la que fue sometido, Jason nos mostró donde exactamente fue la herida. Según el niño, de 7 años, cuando vio la sangre pensó que se había partido un hueso.

El incidente ocurrió entre las 8 y 9 de la noche y aunque la policía, aun no confirma la procedencia de la bala, la abuela cree que pudo venir de una celebración cercana.

Balbina Ibarra, abuela de niño herido, “en ese momento había mucho ruido porque en ese momento es cuando la gente tira los fireworks pero no nos dimos cuenta de donde llegó y como le pegó a él”.

Afortunadamente Jason logro sobrevivir, pero durante esta celebración las autoridades siempre recomiendan no disparar al aire ya que muchas personas inocentes terminan perdiendo la vida.

Hoy esta familia da gracias a dios que el pequeño Jason esta junto a ellos, y es por eso que la abuela del menor envió un mensaje a la comunidad.

“Yo quiero que la gente tenga conciencia que gracias a mi Dios nosotros tenemos una historia con final feliz, pero pudo terminar en una tragedia por eso yo le digo a la gente que las pistolas no son un juego y esos tiros bajan y aquí bajo en mi casa”.

Los médicos lograron extraer la bala del brazo del niño. La madre nos dijo que se recuperará bien ya que no afectó ningún nervio del brazo.

Contáctanos