Escuela Católica

Comparece en corte mujer acusada de actos vandálicos en iglesia católica de Miami-Dade

En un video clave para identificar a la responsable, se ve como Alfa Illescas camina por la escuela y pinta con aerosol las paredes y otras áreas; también patea botes de basura y rompe partes de un altar.

Telemundo

Este lunes Alfa Illescas compareció en corte acusada de realizar actos vandálicos en la iglesia católica St. Timothy's, ubicada en la 5400 SW y la 102nd Ave de Miami-Dade, tras supuestamente escribir mensajes ofensivos, romper santos y regar basura el pasado sábado 10 de junio a las 10 de la noche.

La policía de Miami-Dade arrestó a la mujer que se presume vandalizó una iglesia en el suroeste del condado en horas de la madrugada del domingo tras escribir varias palabras ofensivas que aparecieron pintadas en las paredes de la escuela católica.

Illescas, de 44 años, fue acusada de travesura criminal en una iglesia o lugar de culto.

Según la policía, casi a las tres de la madrugada recibieron una alerta sobre un incidente, pero para cuando llegaron a la escuela no encontraron a los responsables del vandalismo, solo palabras escritas en las paredes que en español significan: pervertidos, cerdos y mentirosos.

En un video de vigilancia clave para identificar a la responsable, se ve a una persona, luego identificada como Illescas, caminando por la escuela y pintando con aerosol las paredes y otras áreas. También se le ve pateando botes de basura y rompiendo partes de un altar.

Quienes asisten a la iglesia que está en la misma área de la escuela, solo pueden pensar en que los responsables son “enemigos de la iglesia y enemigos de Dios, no se me ocurre otra cosa”.

Pervertidos una de las palabras que podía leerse en una de las paredes de la escuela católica Saint Timothy.

Un vecino de la escuela relata que escuchó un golpe que parecía un choque “y cuando me asomé, vi una virgencita tirada en el suelo, en la calle”.

“Se creen que es una gracia, pero en realidad, es algo que tendrá consecuencias para ellos, para su familia y para toda la comunidad”, aseguró uno de los asistentes a la iglesia este domingo.

La escuela – que este viernes tuvo su último día de clases - está ubicada en la intersección de la Calle Miller y la Avenida 102 en el suroeste del condado Miami-Dade, al lado de una iglesia, a donde hoy asistieron a misma decenas de personas que se enteraron de lo ocurrido.

En un comunicado, la Arquidiócesis de Miami dijo que “es una tragedia que un lugar sagrado como una escuela católica y la propiedad de la iglesia sean objeto de actos de vandalismo. Es un crimen de odio”.

Al parecer no es la primera vez que algo así ocurre en la propiedad. Un vecino confirmó que “hace unos meses una señora también llegó y comenzó a escribir en las paredes, pero no le di importancia en ese entonces. Y ahora, ocurre esto”.

En la mañana, los padres de los alumnos de la escuela, pintaron las paredes de la iglesia aunque no ofrecieron declaraciones al respecto de lo sucedido.

Contáctanos