EEUU

Autoridades: arma usada en tiroteo en escuela de Michigan fue comprada por el padre del sospechoso

El incidente ocurrió en una escuela secundaria de Oxford Township, en Michigan.

Telemundo

OXFORD TOWNSHIP, Michigan - Tres estudiantes fallecieron y otras ocho personas resultaron heridas este martes cuando se desató un tiroteo en una escuela de Michigan, informaron las autoridades locales.

Los tres estudiantes que murieron eran un jovencito de 16 años y dos jovencitas de 14 y 17 años, dijeron las autoridades.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

LAS VÍCTIMAS MORTALES

Jovencito de 16 años, Tate Myre. Murió en una patrulla mientras los agentes lo estaban llevando al hospital.
Jovencita de 14 años, Hana St. Juliana.
Jovencita de 17 años, Madisyn Baldwin.

OCHO HERIDOS: SIETE ESTUDIANTES Y UNA PROFESORA

Las edades y condición de los heridos:
Jovenctio de 15 años - condición crítica.
Jovencito de 14 años - condición grave - mandíbula y mano.
Jovencita de 17 años - condición estable - Cuello.
Jovencito de 15 años - condición estable - Pierna izquierda.
Jovencito de 17 años - Condición estable - Cadera.
Maestra de 47 años Hombro - salió del hospital.
Jovencita de 14 años - Condición crítica - con ventilador después de la cirugía.
Jovencita de 17 años - Condición crítica - Pecho.

EL SOSPECHOSO

El sospechoso, un estudiante de 15 años de segundo año de secundaria de la escuela Oxford High School, en Oxford Charter Township, fue detenido poco después de los hechos.

LO QUE DICEN LAS AUTORIDADES

El Sig Sauer de 9 mm que el sospechoso de 15 años usó para matar a los tres estudiantes, y herir a otras ocho personas, fue comprado por el padre el 26 de noviembre, dijeron las autoridades.

El alguacil del condado de Oakland, Michael Bouchard, dijo este martes por la noche que el sospechoso había practicado disparar con el arma y había publicado fotografías de él y del objetivo. Bouchard dijo que no sabía por qué el padre del niño compró el arma.

Las autoridades han dicho que todavía están tratando de determinar el motivo del tiroteo en Oxford High School en Oxford Township, una comunidad de unas 22,000 personas aproximadamente a 30 millas al norte de Detroit.

"Esta es la peor pesadilla para un padre", dijo la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, en conferencia de prensa.

El presunto autor del tiroteo no mostró resistencia e invocó su derecho a permanecer callado. Las autoridades informaron que los padres del presunto agresor contrataron un abogado para defender a su hijo.

La escuela se cerró después del ataque, y algunos niños se refugiaron en aulas cerradas mientras los agentes registraban las instalaciones. Más tarde fueron llevados a una tienda cercana de Meijer para que los recogieran sus padres.

El distrito dijo en un comunicado que todas sus escuelas permanecerían cerradas el resto de la semana.

Isabel Flores, una estudiante de noveno grado de 15 años, le dijo a WJBK-TV que ella y otros estudiantes escucharon disparos y vieron a otro estudiante sangrando por la cara. Luego corrieron desde el área hasta la parte trasera de la escuela, dijo.

Las autoridades dijeron que los investigadores estudiarían minuciosamente las imágenes de video de la escuela y buscarían en las publicaciones de las redes sociales cualquier evidencia de un posible motivo.

LOS TESTIMONIOS

Un padre preocupado, Robin Redding, dijo que su hijo, Treshan Bryant, cursa el 12 grado en la escuela, pero se quedó en casa el martes. Ella dijo que había escuchado amenazas de que podría haber un tiroteo.

"Esto no puede ser aleatorio", dijo.

El pastor Jesse Holt dijo que las noticias del tiroteo lo inundaron a él y a su esposa, incluidos mensajes de texto de algunos de los 20 a 25 estudiantes que se encuentran entre la congregación de 400 miembros.

“Algunos estaban muy asustados, se escondían debajo de sus escritorios y nos enviaban mensajes de texto: 'Estamos a salvo, estamos bien. Escuchamos disparos, pero estamos bien '. Estaban tratando de calmarnos, al menos así es como se sintió ", dijo este martes por la noche.

Una estudiante envió un mensaje de texto diciendo que se estaba escondiendo en un baño con un niño que también estaba buscando refugio.

Después de que los agentes arrestaron al agresor, la niña salió corriendo de la escuela y fue acogida por alguien que vivía cerca hasta que su madre pudo recogerla, dijo Holt.

"Esa es nuestra comunidad", dijo. "Eso es lo que somos".

Contáctanos