Coronavirus

Kaiser Permanente suspende 2,200 empleados que se negaron a recibir la vacuna contra el COVID-19

Empleados tienen hasta el 1 de diciembre para vacunarse si no quieren perder sus trabajos.

Telemundo

EEUU - El gigante del cuidado de la salud Kaiser Permanente ha puesto a más de 2,200 empleados en todo el país en licencia sin goce de sueldo que han optado por no vacunarse contra el coronavirus.

Los empleados tienen hasta el 1 de diciembre para vacunarse para poder regresar al trabajo y los que opten por no hacerlo serán despedidos, dijo la compañía. La tasa de vacunación general de Kaiser es del 92%.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

"Esperamos que ninguno de nuestros empleados decida dejar su trabajo en lugar de vacunarse, pero no lo sabremos con certeza hasta entonces", dijo Kaiser en un comunicado el martes. "Continuaremos trabajando con este grupo de empleados para disipar las preocupaciones y educarlos sobre las vacunas, sus beneficios y riesgos".

La empresa con sede en Oakland anunció el requisito de vacunación el 2 de agosto y el 5 de agosto, el gobernador de California Gavin Newsom emitió una orden que exige que todos los aproximadamente 2.2 millones de trabajadores de la salud y trabajadores de atención a largo plazo del estado estén completamente vacunados contra el COVID-19 antes del 30 de septiembre.

Kaiser Permanente emplea a unas 216,000 personas en todo el país. Desde que se anunció su requisito de vacunación, la tasa de inoculación entre los empleados ha pasado de 78% a 92% hasta el martes, dijo la compañía.

Un mes después de que California emitiera su mandato, el presidente Joe Biden ordenó un amplio mandato federal sobre vacunas que ordenaba a las empresas con más de 100 trabajadores que exigieran vacunas o pruebas semanales para el virus.

Los mandatos de vacunas han demostrado ser exitosos, y muchas empresas registran altas tasas de cumplimiento.

El presidente Joe Biden analiza un mandato para empresas de más 100 personas para que requieran la vacuna contra el COVID-19 o pruebas regulares a su personal.

Northwell Health, el proveedor de atención médica más grande del estado de Nueva York, emplea a más de 76,000 personas. Dijo esta semana que había despedido a 1,400 empleados, o menos del 2% de su personal, por negarse a vacunarse contra el COVID-19. Los trabajadores despedidos incluyen personal clínico y no clínico, dijo la compañía.

En United Airlines, alrededor del 96% de los empleados han sido vacunados por mandato. Alrededor del 3% solicitó una exención y menos del 1% será despedido, dijo la compañía.

En Denver, al menos el 92% de los empleados municipales y las instalaciones médicas están vacunados contra COVID-19 luego de su mandato de vacuna que entró en vigencia el jueves pasado.

La orden de California permite excepciones para las personas que rechazan la vacuna debido a creencias religiosas o que no pueden ser vacunados por una razón médica que lo califique, respaldado por una nota firmada por un profesional médico autorizado. Kaiser no dijo cuántas exenciones ha aprobado para sus empleados de California.

Ya han sido aprobadas de emergencia por la FDA. Rigo Villalobos explica cómo funcionan y que planes tiene el gobierno para su uso.
Contáctanos