Vanessa Bryant

Juez de LA decide que Vanessa Bryant debe entregar los registros de terapia

El juez magistrado estadounidense Charles F. Eick ordenó a Bryant y a su terapeuta a mostrar los registros antes del 29 de noviembre, pero limitó el período de cobertura desde el 1 de enero de 2017 hasta la actualidad.

Un juez dictaminó el lunes que Vanessa Bryant debe de entregar sus registros de terapia, que los abogados del condado de Los Ángeles sostienen son fundamentales para luchar contra su demanda alegando angustia emocional causada por compartir fotos del accidente de helicóptero de Kobe Bryant entre los ayudantes del alguacil y otros.

El juez magistrado estadounidense Charles F. Eick ordenó a Bryant y a su terapeuta a mostrar los registros antes del 29 de noviembre, pero limitó el período de cobertura desde el 1 de enero de 2017 hasta la actualidad. El condado había solicitado sus registros que datan de enero de 2010.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

“Las solicitudes son claramente relevantes para los reclamos y defensas, y según lo restringido por esta orden, las solicitudes son proporcionales a las necesidades del caso”, escribió Eick en la orden presentada en la corte federal de Los Ángeles.

La abogada de Bryant, Mari Saigal, alegó en documentos judiciales que el esfuerzo del condado por apoderarse de los registros “luce como un intento para intimidar a la señora Bryant para que abandone su caso para evitar que sus registros de terapia privada sean blandidos en audiencia pública y luego ser informados por los medios de comunicación”.

Sin embargo, el condado argumentó con éxito que los registros son necesarios para defenderse de la demanda y para demostrar que Bryant no lo hizo, como presuntamente sufre la circulación de fotografías tomadas en el lugar del accidente el año pasado que mató a la leyenda de la NBA, la hija de 13 años de la pareja y otros siete.

Skip Miller, abogado externo del condado de Los Ángeles, dijo anteriormente que no había nada inusual en la solicitud en el contexto de una demanda de este tipo.

“El condado sigue sintiendo nada más que el más sentido pésame por el enorme dolor que la señora Bryant sufrió como resultado del trágico accidente de helicóptero”, dijo el abogado en un comunicado la semana pasada.

“Nuestra moción para acceder a sus registros médicos, sin embargo, es una solicitud estándar en juicios donde un demandante exige millones de dólares por reclamos de angustia emocional. Tengo la obligación de dar este paso para defender el condado”.

La viuda de Bryant alega que ella y su familia sufrieron graves problemas emocionales y angustia después de descubrir que los ayudantes del alguacil compartieron fotos de la escena del accidente del helicóptero.

Su abogado respondió en documentos judiciales que “la solicitud del condado debe verse por lo que es: una táctica para intimidar al demandante para que deje sus afirmaciones”.

La lucha legal entre Bryant y el condado se intensificó previamente cuando los abogados del condado buscaron que Bryant se sometiera a un examen psiquiátrico en avance del juicio previsto para febrero. Los abogados argumentaron en documentos judiciales que ella no puede tener una angustia severa por las fotos de accidentes que ella y el público jamás habían visto. Eick negó la moción.

Bryant ganó una victoria legal separada en el caso en el que el jefe del alguacil del condado de Los Ángeles Alex Villanueva y el jefe del Departamento de Bomberos, Daryl Osby, fueron ordenados a declarar en el caso. El alguacil testificó bajo juramento el miércoles, y no se supo de inmediato si Osby ha sido puesto a declarar.

El condado sostiene que las afirmaciones de Bryant de angustia emocional son basados en acusaciones, los oficiales mostraron fotos del lugar del accidente a otros primeros socorristas y a un cantinero.

Sin embargo, la viuda sostiene que las fotos también se compartieron con los asistentes en una fiesta de entrega de premios, un cliente en un bar de Norwalk, un bombero de la ciudad, que no era un empleado del condado, la sobrina de un ayudante del alguacil y un amigo de otro oficial.

“Al contrario de lo que afirma el demandante, las fotografías no se enfocaron en los restos de cualquiera de las víctimas, pero eran vistas generales de la escena del accidente que los socorristas e investigadores suelen utilizar para evaluar el daño causado por trágico accidentes como éste”, según el documento.

“Ninguna de las fotografías se envió a nadie fuera del condado, ni fueron difundidos públicamente”.

Aparentemente, el condado quiere demostrar que se produjo cualquier angustia emocional de la pérdida de miembros de la familia, no las fotos del teléfono celular, que afirman Bryant nunca ha visto y solo ha aprendido de los informes de los periódicos.

“La señora Bryant busca millones de dólares por daños de “angustia emocional severa y mental" supuestamente causada por la difusión pública de fotografías, que no ha sucedido", afirma el expediente.

“Ella también busca daños y perjuicios para los acusados ​​'que supuestamente' agravan el trauma 'de perder a su esposo e hija. La demandante afirma que está deprimida y tiene problemas para dormir. Sus reclamaciones por daños se basan enteramente en estas lesiones mentales y emocionales. Los registros de terapia del demandante van directamente a su condición emocional, que ella ha puesto directamente en tela de juicio en esta demanda”.

Contáctanos