Beneficios de desempleo

CNBC: ¿Despedido por no vacunarse contra el COVID-19? Quizás no pueda obtener el subsidio por desempleo

Telemundo

A medida que las empresas y los legisladores exigen cada vez más que los trabajadores se vacunen contra el COVID-19, miles de personas que se resisten a recibir la dosis están perdiendo sus trabajos y es probable que no puedan cobrar los beneficios por desempleo.

Sin embargo, puede haber excepciones, dependiendo de la situación del trabajador, según los expertos en empleo. Algunas legislaturas estatales están tratando de cambiar sus reglas por completo.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

"Si no quiere ser vacunado, no tiene una exención religiosa o por discapacidad y pierde su trabajo, es probable que no sea elegible para la compensación por desempleo", dijo Christopher Moran, socio y abogado laboralista de la firma Troutman Pepper Hamilton Sanders.

SIN VACUNAR

Northwell Health, el proveedor de atención médica más grande de Nueva York, despidió recientemente a 1,400 trabajadores no vacunados. Y ChristianaCare, Novant Health y UCHealth System, proveedores de servicios de salud en Delaware, Carolina del Norte y Colorado, respectivamente, recortaron a más de 100 trabajadores cada uno.

United Airlines también está preparada para despedir a casi 600 empleados no vacunados. Y Kaiser Permanente, que tiene su sede en California, dijo el martes que puso a más de 2,200 empleados en licencia sin derecho a pago en todo el país.

En todos estos casos, los empleados afectados representan una pequeña parte de la fuerza laboral general de las empresas.

El problema pronto afectará a muchas más personas: alrededor del 46% de las organizaciones planean decretar un mandato obligatorio de vacunación, según una encuesta publicada por la consultora Gartner el mes pasado.

El periodo para que los trabajadores de la salud en California acaten las órdenes de vacunarse contra el COVID-19 terminó, y aunque la mayoría obedeció, hay algunos que simplemente se resisten.

También se espera que el Departamento de Trabajo de Estados Unidos emita pronto una regla que exija la vacunación obligatoria (o pruebas periódicas de COVID-19) entre las empresas con al menos 100 empleados.

La Casa Blanca también exigió las vacunas contra el coronavirus para todos los trabajadores federales, los contratistas que trabajan para el gobierno federal y los trabajadores de la salud en las instalaciones que reciben reembolsos de Medicare y Medicaid.

A principios de este año, el 28% de los estadounidenses empleados dijeron que no recibirían una vacuna contra el COVID-19 incluso si les costara su trabajo, según la Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos. El grupo encuestó a 1,000 personas en enero y febrero.

BENEFICIOS DE DESEMPLEO

Los trabajadores califican para beneficios de desempleo en casos de "separación laboral elegible", según Anne Paxton, abogada y directora de políticas del Proyecto de Ley de Desempleo, que representa a las personas en casos de apelaciones cuando se les niegan los beneficios.

Los estados difieren algo en sus definiciones. En la mayoría de los casos, los trabajadores pueden cobrar beneficios después de ser despedidos, dejar un trabajo por "buena causa" o ser despedidos por una razón que no sea "mala conducta", dijo Paxton.

Seis trabajadores alegan que esto viola los derechos constitucionales y la privacidad de los empleados.

Sin embargo, una agencia laboral probablemente consideraría la negativa a cumplir con un mandato de vacuna como "mala conducta", dijo. Por lo tanto, perder el trabajo por negarse a vacunarse probablemente descalificaría a un trabajador de los beneficios (si la negativa no hubiera sido por una razón médica o religiosa).

De manera similar, renunciar para evitar un mandato probablemente tampoco se consideraría una "buena causa".

"Creo que el consenso es muy fuerte de que los empleadores tienen derecho a proteger la seguridad en el lugar de trabajo y los empleados no tienen derecho a negarse a cumplir", dijo.

Pero hay variables y áreas grises, que pueden variar según el estado, agregó.

Por ejemplo, un trabajador que recibe una exención del requisito de vacunas por una razón religiosa o médica podría no ser despedido, sino puesto bajo licencia sin goce de sueldo. Dado que recibieron una exención legítima, una agencia de trabajo podría aprobar la reclamación del subsidio de desempleo.

"Creo que en ese escenario probablemente serías elegible", dijo Moran.

Christian Granucci calificó el requisito de vacunación de la ciudad para los trabajadores de la ciudad como “tiranía”.

AGENCIAS LABORALES ESTATALES

De hecho, el lenguaje de las oficinas laborales estatales parece dejar margen de maniobra en algunos otros casos.

"Algunas personas aún pueden calificar en base a sus propias circunstancias únicas", según el Departamento de Seguridad del Empleo del Estado de Washington.

Los funcionarios de Washington sopesarán factores como cuándo el empleador adoptó el requisito de la vacuna, los términos específicos de la política de la vacuna y la razón por la que el empleado no cumplió con el mandato. (Si un empleado no califica por una razón religiosa o médica, su reclamo de desempleo "probablemente será denegado", dijo la agencia).

El sitio web del Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York adopta una posición similar. Los trabajadores que rechazan la directiva de vacunas de un empleador pueden ser elegibles para recibir beneficios "en algunos casos si el trabajo de esa persona no tiene exposición pública y el trabajador tiene una razón de peso para negarse a cumplir con la directiva", dijo la oficina.

Sin embargo, por el contrario, los empleados públicos de Nueva York y los trabajadores de instalaciones sanitarias, residencias de ancianos o escuelas quedarían descalificados (sin una exención válida) "porque son lugares de trabajo en los que un empleador tiene un interés imperioso en tal mandato, especialmente si ya requieren otras vacunas ", dijo la oficina.

Ahora que más lugares están solicitando comprobante de vacunación es muy importante tener el suyo a la mano, y no solo la tarjeta, sino una digital.

Los legisladores republicanos en Tennessee propusieron una legislación a principios de este año para permitir que los trabajadores que renuncian a sus trabajos debido a un requisito de vacunas reciban beneficios de desempleo. Otras legislaturas estatales, como las de Idaho y Michigan, están tratando de prohibir por completo los despidos basados en el estado de inmunización. Estas medidas no han tenido éxito hasta ahora.

El gobernador de Montana, Greg Gianforte, firmó una ley en mayo que prohíbe los requisitos de vacunación entre los empleadores.

Este artículo  fue publicado originalmente en inglés por Greg Iacurci para nuestra cadena hermana CNBC.com. Para más de CNBC entra aquí

Contáctanos