Anna Sorokin

Propinas de $100 y viajes con celebridades: definen el futuro de falsa millonaria que engañó a NY

Las autoridades de inmigración de EEUU dijeron el jueves que detuvieron a Anna Sorokin, la estafadora que se hizo pasar por una rica heredera alemana y pasó más de tres años tras las rejas por defraudar a bancos y hoteles de Nueva York.

Telemundo

NUEVA YORK - Las autoridades de inmigración de Estados Unidos dijeron el jueves que detuvieron a Anna Sorokin, la estafadora que se hizo pasar por una rica heredera alemana y pasó más de tres años tras las rejas por defraudar a bancos y hoteles de Nueva York, para ser deportada.

Sorokin, quien se las arregló para ingresar a la élite de Manhattan con el nombre de Anna Delvey, permaneció en la cárcel del condado de Bergen en Nueva Jersey días después de que estaba programada su deportación a su natal Alemania.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

La mujer de 30 años fue puesta bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) el 25 de marzo, dijo a The Associated Press el portavoz de la agencia, Marcus Johnson.

La demora podría significar que la una vez favorita de la escena social de Nueva York está desafiando su deportación, que ha estado en proceso desde que fue condenada en 2019 por múltiples cargos de robo.

ICE se negó a comentar sobre los procedimientos de inmigración de Sorokin. El abogado de Sorokin también se negó a discutir el caso.

UNA ESTAFA DE PELÍCULA

Los fiscales dijeron que Sorokin falsificó registros y defraudó a instituciones financieras y celebridades de Manhattan haciéndoles creer que tenía una fortuna de 67 millones de dólares (60 millones de euros) en el extranjero que podría cubrir su ropa de alta gama y sus lujosas estancias en hoteles.

Entre otras mentiras, afirmó que su padre, un excamionero que dirige un negocio de calefacción y refrigeración, era un diplomático o un magnate del petróleo. Se codeaba con la alta élite de Manhattan, viajaba con celebridades, dejaba propinas de $100 y vestía costosa ropa de marcas como Gucci.

Su artimaña incluyó una solicitud de un préstamo de $22 millones para financiar un club de arte privado, con exhibiciones, instalaciones y tiendas emergentes, dijeron los fiscales. Se le negó ese préstamo, pero convenció a un banco para que le prestara $100,000 que ella no pudo pagar.

En total, los fiscales la acusaron de estafar unos 275,000 dólares.

Sorokin, que se hizo conocida como bajo el nombre de “Soho Grifter”, fue sentenciada a entre cuatro y 12 años de prisión después de un juicio que atrajo la atención de los medios internacionales. Salió de la cárcel en febrero.

En una entrevista reciente con la BBC, sugirió que su audaz fraude había valido la pena, y señaló que está escribiendo un libro y trabajando en varios otros proyectos.

"Estoy tratando de convertir la atención que estoy recibiendo en algo positivo", dijo.

Contáctanos