SALT LAKE CITY

Secuestro y asesinato de hispana: arrestan y acusan a dueños de restaurante de tacos

Telemundo

SALT LAKE CITY, Utah - Las autoridades arrestaron a tres personas que estarían relacionadas en la desaparición y supuesto asesinato de la joven Nicole Solorio Romero en Kearns.

Las autoridades identificaron a los sospechosos como Carolina Márquez, Fernando Márquez e Iván Acosta, quienes enfrentan cargos de asesinato, secuestro y obstrucción a la justicia. Carolina y Fernando son madre e hijo y dueños del restaurante “Mi Caramelo” en Salt Lake City.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Nicole trabajaba en este restaurante de tacos y Carolina Márquez e Iván Acosta eran sus arrendatarios, según confirmaron las autoridades.

Otras dos personas habían sido arrestadas semanas atrás. Orlando Tobar, de 29 años y conocido como "Chaparro", y Jorge Medina, de 21 años, de alias "el venezolano" también enfrentan cargos de asesinato y secuestro con agravantes.

Aunque estas cinco personas fueron acusadas del homicidio de Nicole Solorio, las autoridades no han dado ninguna información sobre cómo habría sido asesinada la joven hispana. Tampoco se sabe nada de su cadáver.

Nicole fue reportada como desaparecida el 9 de febrero, cuando fue sacada de su residencia. Después de varios días, las autoridades inforaron que la joven había sido secuestrada y creían que había sido asesinada.

QUÉ SE SABE DE LOS NUEVOS SOSPECHOSOS

Las autoridades llegaron el martes a una residencia en la 5133 West 5400 South, en Kearns, con una orden de registro, un documento de investigaciones forenses, fotógrafos de escenas de crimen y detectives. La residencia fue clausurada por el Departamento de Salud del Condado Salt Lake.

De la residencia los oficiales sacaron material que parecía ser una computadora y muchos papeles.

Según las autoridades fue de las inmediaciones de esa residencia que Solorio fue secuestrada para luego ser asesinada por los sospechosos “El chaparro” y “El venezolano”.

Además, los oficiales dijeron que los vehículos que se encontraban fuera de la residencia allanada fueron registrados por dentro y por fuera para detectar huellas dactilares y residuos.

Las autoridades también dijeron que tienen una orden de registro para el restaurante "Mi Caramelo".

Contáctanos