Inmigración

Inmigración

Kelly: Trump ha evolucionado sobre temas migratorios

El jefe de gabinete del presidente se reunió en privado con la bancada hispana en el Congreso.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Jefe de gabinete dijo que Trump fue mal informado

    Kelly aseguró que algunos comentarios de Trump durante las elecciones fueron el resultado de haber sido mal informado. (Publicado jueves 18 de enero de 2018)

    Los puntos de vista del presidente Donald Trump sobre los inmigrantes y la construcción de un muro en la frontera con México han evolucionado desde su campaña, dijo el miércoles su jefe de despacho, John Kelly.

    Aunque el jueves por la mañana, el presidente refutó algunos de los argumentos del general, en particular los que referencian el muro fronterizo. 

    Kelly indicó el miércoles que Trump “sin duda ha modificado su actitud” hacia la protección de los inmigrantes jóvenes, “e incluso el muro, una vez que le dimos la información”.

    “Así que ha evolucionado en la forma en que ve las cosas”, señaló Kelly. “Hacer campaña y gobernar son dos cosas distintas y este presidente ha sido muy, muy flexible en términos de lo que es posible”.

    “El Muro es el Muro, nunca ha cambiado ni evolucionado desde el primer día que lo concebí”, tuiteó el presidente el jueves.

    Trump tuiteó que el muro será “transparente y la intención jamás fue construirlo en tramos donde existen barreras naturales como montañas, desiertos o ríos bravos o agua...”

    También dijo que el muro “será pagado, directa o indirectamente, o mediante un reembolso a más largo plazo, por México, que tiene un ridículo superávit comercial con Estados Unidos de $71,000 millones. El Muro de $20,000 millones es una “insignificancia” comparado con lo que gana México con Estados Unidos”.

    Kelly hizo los comentarios durante una reunión privada con la bancada hispana del Congreso, según indicaron algunos participantes, y posteriormente realizó afirmaciones similares en el canal Fox News.

    Esto ocurre mientras se lleva a cabo un titubeante esfuerzo por concretar un acuerdo que proteja de la deportación a cientos de miles de jóvenes inmigrantes, una iniciativa que la Casa Blanca y los republicanos dicen que respaldarían si va acompañada de estrictas medidas de seguridad en la frontera y otras restricciones.

    Kelly indicó en Fox que le dijo a la bancada hispana que “todos dicen cosas durante el curso de las campañas que podrían estar totalmente informadas, o no”.

    Los comentarios de Kelly son dignos de mencionarse porque reconoce abiertamente la diferencia entre las promesas de campaña y el gobernar, e incluso insinuó que Trump necesitaba educación sobre al tema. Además ocurren en un momento en que los legisladores pasan apuros para alcanzar un acuerdo bipartidista que proteja a los llamados “dreamers”, unas 800,000 personas que llegaron a Estados Unidos ilegalmente cuando eran niños y podrían ser deportadas sin protecciones legales. Parte del problema de los negociadores ha sido la incertidumbre sobre lo que Trump aceptaría.

    “Él aún no indica qué medida es la que está dispuesto a firmar”, les dijo Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado, a los reporteros el miércoles. “En cuanto dilucidemos qué es lo que prefiere, entonces estaré convencido de que no estamos trabajando en vano al llevar el asunto ante el pleno”.

    Algunos legisladores que se reunieron con Kelly el miércoles recordaron sus afirmaciones en forma distinta.

    “Él dijo específicamente que hay ciertas áreas de la frontera que no necesitan el muro, y que el presidente no sabía eso cuando hacía sus promesas de campaña”, dijo el representante demócrata Ruben Gallego en una breve entrevista.

    Otro legislador, el representante demócrata Luis Gutierrez, indicó que Kelly les dijo que “se hicieron declaraciones sobre el muro que no estuvieron bien informadas. En otras palabras, le informé al presidente lo que se requiere para construir un muro, así que aquí está cómo vamos a hacerlo. Eso es lo que yo entendí, y todo ello fue de ayuda”.

    Muchos demócratas han advertido que, sin un acuerdo de inmigración a la vista, votarán contra un proyecto de ley republicano que pretende evitar un cierre gubernamental a partir del fin de semana. El Congreso debe aprobarlo a más tardar el viernes para impedir que varias agencias federales dejen de operar, lo cual podría dañar a ambos partidos en un año electoral.

    Durante su campaña presidencial, Trump prometió en repetidas veces que construiría un muro “hermoso” y que México lo pagaría.

    Desde entonces, funcionarios de la Casa Blanca han dicho en muchas ocasiones que no tiene que ser un muro de concreto de costa a costa, sino que podría incluir largos trechos de vallas, tecnología de vigilancia y otros sistemas. Ahora el mandatario también quiere que el Congreso proporcione dinero de los contribuyentes para su financiamiento.