Política, la Casa Blanca y el Congreso

Política, la Casa Blanca y el Congreso

Investigan contactos de Kushner con empresarios chinos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Investigan contactos de Kushner con empresarios chinos
    EFE
    Según la CNN, el equipo de Mueller busca conocer más sobre los intentos de la familia Kushner para renovar su edificio en el número 666 de la Quinta Avenida de Nueva York, que tiene un 30% de sus oficinas sin ocupar y que acumula una deuda de 1,200 millones de dólares.

    WASHINGTON - El fiscal especial, Robert Mueller, encargado de la trama rusa, está investigando los contactos de Jared Kushner, yerno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con empresarios chinos que querían invertir en las propiedades de la familia Kushner en Nueva York, según reveló el lunes CNN.

    Según la CNN, el equipo de Mueller ha llevado a cabo entrevistas en enero y febrero para conocer más sobre los intentos de la familia Kushner para renovar su edificio en el número 666 de la Quinta Avenida de Nueva York, que tiene un 30% de sus oficinas sin ocupar y que acumula una deuda de 1,200 millones de dólares.

    De acuerdo con la CNN, que cita a personas familiarizadas con el asunto, el equipo de Mueller aún no ha establecido contacto ni ha pedido información a Kushner Companies, la empresa inmobiliaria de la familia Kushner y de la que Jared se ha ido desvinculando para evitar conflictos como actual asesor de Trump.

    Sin embargo, Jared Kushner seguía vinculado a la compañía durante el periodo de transición, desde el triunfo electoral de Trump en noviembre de 2016 hasta su toma de posesión el 20 de enero de 2017.

    La investigación de Mueller supuestamente se centra en ese periodo, pues durante esos meses Kushner era el punto de contacto para los Gobiernos que querían hablar con Trump y llegó a "tener unos 50 contactos con gente de unos 15 países", según dijo el propio Kushner a un grupo de legisladores.

    Según reveló en enero del año pasado el diario The New York Times, una semana después del triunfo de Trump, Kushner se reunió con representantes del conglomerado chino Anbang, dueño del mítico hotel neoyorquino Waldorf Astoria, que compró en 2014 por 1,950 millones de dólares.

    En ese momento, Kushner y el presidente de Anbang, Wu Xiaohui, estaban cerca de llegar a un acuerdo sobre el edificio de la Quinta Avenida, pero las negociaciones se interrumpieron en marzo.

    El fin de las negociaciones llegó después de que numerosos miembros del Congreso expresaran su preocupación por las numerosas conexiones que existen entre Anbang y el Gobierno chino, algo que podría suponer un conflicto de interés debido al importante papel que juega Jared Kushner en la Casa Blanca.

    La familia Kushner compró el edificio de la Quinta Avenida por 1,800 millones de dólares en 2007, justo antes de la crisis financiera e inmobiliaria.

    Desde mayo de 2017, Robert Mueller ocupa el cargo de fiscal especial y se encarga de investigar los posibles lazos entre miembros de la campaña del presidente y el Gobierno ruso, al que las agencias de inteligencia de Estados Unidos acusan de interferir en las elecciones de 2016.

    El cargo de fiscal especial es independiente del Gobierno, por lo que se asegura la neutralidad de la investigación.

    Hasta el momento, Mueller ha acusado a 13 rusos y tres compañías rusas de interferir en las elecciones de 2016.

    También ha presentado cargos contra cuatro personas relacionadas con el actual mandatario: su exasesor de seguridad en la Casa Blanca Michael Flynn; su exjefe de campaña Paul Manafort; su "número dos" en la campaña Rick Gates; y otro exasesor, George Papadopoulos, que trabajó para el magnate durante las elecciones.