Se recrudece la violencia en Nicaragua